Petroquímica

España enviará una delegación a Bolivia para gestionar la crisis de la nacionalización del gas

España enviará "en los próximos días" una delegación política y técnica a Bolivia para analizar la nacionalización de los yacimientos de hidrocarburos y sus consecuencias sobre las empresas españolas presentes en el país. Así lo ha acordado esta madrugada el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, con el presidente boliviano, Evo Morales, en una conversación telefónica.

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, ha adelantado la noticia esta mañana a la Cadena SER, en una entrevista en la que ha recalcado que el Gobierno actuará "con firmeza y prudencia" ante la decisión de Bolivia de nacionalizar sus recursos, aunque "la pelota está en el tejado boliviano".

El presidente de Bolivia, Evo Morales, decretó el lunes pasado la nacionalización de hidrocarburos, con la consiguiente ocupación militar de campos y refinerías. En el decreto, emplaza a las petroleras a firmar nuevos contratos en 180 días o a irse del país. La medida afecta a la filial andina de Repsol-YPF, entre otras empresas.

La nacionalización ha sorprendido al Gobierno español, que ayer advirtió que la decisión tendrá consecuencias negativas para las relaciones bilaterales, si no se respetan los intereses de las empresas españolas afectadas.

REPSOL 8,45 -1,38%

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores ha considerado esta mañana que "hay un margen de cuestiones para decidir" en esos 180 días y ha subrayado que "ahí es donde el Gobierno va a actuar con la mayor firmeza". Por eso, España enviará una "delegación política y técnica".

"Lo que conocemos no pinta bien pero esperamos que el proceso pueda permitir a las empresas mantenerse en Bolivia de una manera razonable", ha dicho León, quien considera que la decisión de Evo Morales ha creado un "panorama de cierta confusión" y que se ha adoptado "con unas formas que no son adecuadas" para la comunidad inversora internacional.

El secretario de Estado también ha informado de que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ya ha mantenido contactos "al más alto nivel y desde el primer momento" con los gobiernos de Brasil, Argentina y Venezuela, además de estar permanentemente informado por los Ministerios afectados por esta decisión del Gobierno boliviano.

"Preocupación" de la UE

La Unión Europa ha expresado su ¢confianza¢ en que Bolivia sepa mantener la confianza de los inversores internacionales tras su ¢inesperada¢ decisión de nacionalizar el gas y el petróleo, y que garantice una ¢colaboración sostenible con las empresas afectadas a través de un diálogo activo y efectivo¢. Así lo ha hecho saber mediante un breve comunicado público el comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs, y el ministro austríaco de Economía, Martin Bartenstein (en nombre de la presidencia de turno de la UE), que han dejado ver también su ¢preocupación¢ por el hecho de que el Gobierno ordenase al Ejército ocupar las instalaciones de energía.