Fusión

La nueva Abertis descarta despidos

La unión de Abertis y Autostrade aumentará la capacidad de endeudamiento del grupo resultante entre 8.000 y 10.000 millones de euros. Estas son las principales sinergias de la fusión, que estará lista a finales de noviembre y que no prevé reordenaciones ni ajustes de plantilla. Las inversiones comprometidas en los próximos tres años alcanzan los 14.000 millones en España, Italia y Francia.

La nueva Abertis tendrá una mayor capacidad de inversión y acceso a los mercados de capitales, con un nivel de endeudamiento de entre 8.000 y 10.000 millones de euros, 'mayor del que tendrían las dos por separado', destacó el presidente del grupo español de infraestructuras, Isidre Fainé, en la rueda de prensa realizada en Barcelona en la tarde de ayer. Por la mañana, el propio Fainé, el consejero delegado de Abertis, Salvador Alemany, y sus homólogos respectivos en Autostrade, Gian Maria Gros-Pietro y Vito Gamberale, explicaron en una primera presentación en Roma el alcance de los acuerdos, que aprobarán los consejos de administración la semana próxima.

El grupo fusionado, aumentará su endeudamiento hasta los 21.966 millones (12.125 millones procedentes de la compañía española), lo que representará un nivel de 5,8 veces sobre el beneficio operativo antes de impuestos (Ebitda), en línea con la media del sector y en un mejor nivel que sus competidores Vinci (6,6 veces el ebitda) y Eiffage (11,9 veces. Fainé aseguró que estos ratios permitirán incrementar 'el ritmo de apalancamiento de la empresa y el mantenimiento de la calificación de la deuda en el nivel A estable'. En cualquier caso, la solvencia financiera de Abertis pasará a ser la mejor del sector de infraestructuras en todo el mundo, destacó Fainé. Por su parte, Salvador Alemany indicó que 'las sinergias de la fusión son financieras', y descartó futuras reestructuraciones de plantilla, 'al tratarse de negocios con una gran complementariedad'.

Abertis ha diversificado su negocio en los sectores de aeropuertos y logística durante los últimos años, mientras que Autostrade se ha mantenido fiel a su actividad troncal de gestión de autopistas. Mientras Abertis está presente en 16 países, la compañía italiana ha mantenido su actividad prácticamente en su país. Estas características reducen al mínimo las duplicidades y, en cambio, aumentan las colaboraciones a nivel tecnológico, especialmente en sistemas de telepeajes.

Isidre Fainé asegura que La Caixa está 'abierta' a negociar con Endesa

ABERTIS 18,36 0,00%

La nueva compañía cuenta con un plan inversor de 14.000 millones en los próximos años. Un total de 10.000 millones se destinarán a Italia, y el resto en España y Francia. Gian Maria Gros-Pietro aseguró que buena parte de estas cantidades se generan con los mismos recursos de las autopistas en explotación y, en el caso de Italia, con acuerdos de aumento de tarifas ya pactados, por lo que la compañía no necesitará utilizar su nivel de apalancamiento en estos proyectos. Para Vito Gamberale, 'las necesidades de inversión se necesitarán en los proyectos de privatización que se pueden plantear en el norte de Europa'. La compañía resultante cumplirá los pasos de la fusión a finales de noviembre, pero la operación tendrá efectos desde enero pasado. El grupo resultante facturará 6.000 millones, con un beneficio operativo de 3.800 millones.

Dividendo

La unión de Abertis y Autostrade mantendrá los niveles de retribución al accionista, con un aumento del dividendo del 5%. Los títulos de Abertis se revalorizaron ayer un 1,7% en Bolsa, cerrando en 21,3 euros. Las acciones de Autostrade también subieron un 4%, hasta los 23,4 euros, e incluso ACS recibió el impacto positivo de la fusión con un aumento de la cotización del 3,49% (33,5 euros).

Uno de los flecos pendientes del proyecto es el tratamiento que recibirá la participación del 13,3% de Abertis en la sociedad Schemaventotto, accionista de Autostrade. Una de las posibilidades es vender la participación entre los accionistas minoritarios de Schemaventotto o pasar a autocartera (3% del capital) en la nueva Abertis. Finalmente, Fainé aseguró en su condición de director general de La Caixa, que la entidad financiera está 'siempre abierta a negociar' con Endesa en relación con la opa de Gas Natural.