Economía

Solbes admite que el PIB se resentirá si persiste el alza del crudo

El vicepresidente segundo, Pedro Solbes, admitió ayer que si persiste el actual nivel del precio del barril de petróleo, que llegó a superar los 73 dólares, será necesario corregir las previsiones del Gobierno en materia de crecimiento e inflación para este año.

No obstante, Solbes indicó que parece que el nivel actual del crudo es 'puntual', ya que está relacionado con factores coyunturales como las situaciones políticas de Irán y Nigeria, países productores, por lo que confió en que el precio vaya moderándose a lo largo de las próximas semanas o meses, 'volviéndose a una situación más normal'. En cualquier caso, advirtió de que, 'sin duda alguna', una subida 'significativa' del precio del petróleo tendría un 'impacto negativo' tanto en el crecimiento, como en la inflación.

En este sentido, recordó que las previsiones del Gobierno apuntan a una inflación en el entorno del 3% a finales de año y a un crecimiento del 3,3%, ligeramente por debajo del 3,4% de 2005, siempre y cuando se mantengan estables los precios del crudo o aumenten ligeramente.

Por su parte, el ministro de Industria, José Montilla, recordó que la prima de riesgo en el precio del crudo ronda los 20 dólares por barril. Montilla hizo un nuevo llamamiento a las petroleras para que no especulen con los precios y se comporten 'de forma responsable'.

El ministro dudó de la viabilidad de acometer nuevas inversiones en centrales nucleares ya que para que éstas compensaran, dijo, el actual precio del crudo debería mantenerse durante 40 o 50 años.

Impacto negativo

Solbes justificó su oposición a bajar el impuesto de hidrocarburos en el hecho de que tendría un 'doble impacto negativo', ya que, por una parte, incentivaría el consumo de petróleo y favorecería el incremento de precios de las gasolinas.