Jean-Michel Six

'El BCE corre el riesgo de ser muy agresivo con los tipos'

Afronta desde febrero del año pasado su segunda etapa en S&P, después de haber pasado entre 1997 y 2005 por varias consultoras, como Global Partners, Ciga Information o US IT. Previamente había trabajado para S&P entre 1982 y 1997

La debilidad del dólar y su impacto negativo en los exportadores europeos, la fragilidad del gasto de los consumidores en Alemania y la elevada incertidumbre sobre la sostenibilidad del repunte de la inversión empresarial constituyen las tres mayores amenazas para la eurozona. Es el diagnóstico de Jean-Michel Six, economista jefe para Europa de la agencia Standard & Poor's. Este experto advierte también sobre las dos principales peculiaridades de España: 'El mercado de la vivienda se desacelerará a finales de este año o comienzos de 2007' y 'el déficit por cuenta corriente es un problema muy serio'.

¿Cuál es el panorama económico para la zona euro?

Para este año esperamos un crecimiento del 1,9% en la eurozona y del 3,1% en España, uno de los más altos de toda la región. En 2007 las previsiones son del 1,6% en la zona euro y del 2,6% en España, aún muy robusto. En conjunto, 2006 será un buen año. Dicho eso, el horizonte se presenta realmente más nuboso para 2007. Hay tres cosas que me preocupan: el tipo de cambio del dólar, el consumo en Alemania y la inversión empresarial. Tengo dudas de que la reciente recuperación de la inversión empresarial sea sostenible, porque las compañías aún prefieren incrementar dividendos y hacer recompras de acciones. Por otra parte, la reforma del IVA y otras medidas anunciadas por el Gobierno de Angela Merkel para el año que viene pueden dañar el consumo en Alemania, que es la primera economía de la región. Esperamos además una creciente debilidad del dólar, que dañará a los exportadores europeos. Nuestra expectativa es que el euro termine el año en el entorno de 1,3 dólares y que pudiera subir a 1,4 dólares en 2007.

En ese contexto, ¿Acierta el BCE al decidirse por subir los tipos de interés?

El BCE corre el riesgo de ser muy agresivo. Demasiado agresivo. El problema es que la economía europea no es homogénea. En un extremo hay países como España o Irlanda, con un crecimiento robusto y en el otro, la mayor economía aún está muy débil. En cualquier caso, el mercado inmobiliario está demasiado caliente y esa es la gran preocupación del BCE. Sinceramente, no creo que unos tipos al 3% supongan ningún peligro para la economía. Más allá de ese nivel, sí podría dañar algo.

Es ese el nivel al que debe llegar el BCE, el 3%?

Sí. Nuestra estimación es que llegará al 3% entre finales de este año y comienzos del próximo. Entonces se tomarán una pausa. Si mis predicciones son correctas, el euro se habrá encarecido y contribuirá a contener la inflación importada. Antes de seguir subiendo tipos, habrá que ver también si Alemania es capaz de recuperarse o no.

¿Cómo ve el mercado inmobiliario español?

Vemos que aún crece a una velocidad muy rápida. Pero, dado que no puede seguir creciendo eternamente a este ritmo, esperamos que el mercado empiece a desacelerarse bien a finales de este año, bien a comienzos del próximo. Aunque no hay razones para preocuparse, España tiene un porcentaje mucho mayor en créditos hipotecarios a tasa variable que el resto de Europa y por eso se verá más impactada por la subida de tipos. Los dos extremos serían Francia y España. En Francia, sólo un 20% de las hipotecas son a interés variable, mientras que en España esa cifra supera el 60%. Eso nos lleva a pensar que va a haber una desaceleración en el mercado hipotecario español.

Entonces, ¿está en buena forma la economía española?

Lo que me preocupa es el déficit por cuenta corriente. Es un problema muy serio. España tiene que prestar atención para mejorar los costes de competitividad.

¿Qué se puede hacer?

Particularmente opino que hay que reducir los costes laborales unitarios, aminorar en cierta medida la demanda interna y sobre todo ganar cuota de mercado en la escena internacional. Para eso es necesario ser más competitivo desde un punto de vista de costes.

Una corrección del 6% en la Bolsa europea en el segundo semestre

'Tenemos serias reservas sobre lo que pueden hacer los mercados de valores en la segunda mitad del año', apunta Jean-Michel Six. 'Esperamos una caída generalizada de las Bolsas. No estoy hablando de un crash en la Bolsa europea, ni nada similar, pero sí de una corrección que puede llegar a ser del orden del 5% al 6%', completa el economista.

De momento, los mercados bursátiles han comenzado su cuarto año consecutivo al alza con fuerzas renovadas. El Ibex, por ejemplo, registra un ganancia superior al 8%, que supone un 80% de la subida prevista para el conjunto del año.

Las razones que llevan a la agencia Standard & Poor's a ser tan cautos con el mercado bursátil tiene que ver con las expectativas de márgenes empresariales. 'Los márgenes de beneficios están en niveles máximos o muy cerca de alcanzarlos. La generación de flujos libres de caja se va a haber restringida en los próximos meses', explica Six.

Durante 2005, las Bolsas europeas consiguieron sortear la debilidad del ciclo económico que atenaza a la región y registraron subidas superiores a los dos dígitos. Este año, la efervescencia de operaciones bursátiles han impulsado los mercados.