La batalla energética

La CNE ratifica que verá la oferta de la gasística si sube el precio

El consejo de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) acordó en su reunión de ayer que no considera necesario un nuevo análisis de la opa de Gas Natural sobre Endesa por la llamada función 14 de la Ley de Hidrocarburos, una vez que la operación ha sido examinada por las autoridades de la Competencia.

El regulador energético se reservó el derecho de volver a supervisar la operación, tal como figura en la última de las 10 condiciones que impuso en su dictamen por la función 14 aprobado el pasado 8 de diciembre.

Ahora, tras haber pasado por las autoridades de la Competencia, el regulador entiende, según la propuesta de ayer, que 'todas las condiciones impuestas en su resolución del 8 de noviembre son de total aplicación y plenamente efectivas, con independencia de las que ha impuesto el Consejo de Ministros en su acuerdo del 3 de febrero'.

Además, este acuerdo 'deja a salvo todas las autorizaciones que fuesen necesarias, entre las que se encuentran las autorizaciones en el ejercicio de la función 14 respecto de las operaciones que se produzcan hasta la finalización de la opa'.

Sin embargo, la CNE establece una excepción en cuanto al cumplimiento del nivel de endeudamiento que le exigió en la citada resolución. Esto es, que 'en el supuesto de que la opa no sufra cambios ni modificaciones o, en el caso de producirse, éstos estuviesen dentro de los límites fijados por el regulador (que era la primera de las condiciones) tampoco se requerirá un nuevo análisis por parte del organismo regulador', con lo que sí la supervisará si Gas Natural supera el ratio de endeudamiento establecido (5,5 veces sus fondos propios). Algo que parece previsible si sube el precio de la oferta para superar la de Eon.