Ampliación de capital

Los Ballvé ultiman una opa sobre Telepizza a 2,15 euros por título

Los hermanos Ballvé ultiman lanzar una oferta de compra por el 100% de las acciones y obligaciones convertibles de Telepizza a través de su sociedad Carbal, con la que ya controlan el 20,5% de la sociedad. La opa, que negocian presentar junto a otros inversores, valora cada título de la compañía en 2,15 euros, cinco céntimos por encima del cierre de ayer y un 14,3% por encima del precio del viernes.

La cotización de Telepizza se suspendió antes del inicio de la sesión al conocerse que el presidente de la compañía, Pedro Ballvé, junto a su hermano Fernando, pretenden lanzar una oferta de compra por el 100% de las acciones de la sociedad. De realizarse, la opa se llevará a cabo a través de la sociedad Carbal que posee una participación indirecta del 20,532% de la compañía. Cada uno de los hermanos Ballvé controla el 50% de Carbal.

La CNMV no aclara si tras la subida en Bolsa del pasado viernes, un 3,3% con un volumen negociado de 5,5 millones de títulos (siete veces más que la jornada anterior), reclamaron información a la compañía que derivase en la suspensión de la cotización a primera hora de ayer. En casos así, la CNMV investiga de oficio el uso de información privilegiada.

En su comunicado al organismo supervisor, Pedro Ballvé asegura que Carbal 'está considerando la eventual realización de una oferta pública de adquisición de acciones que, en su caso, se llevaría a cabo por la totalidad de las acciones y obligaciones convertibles actualmente en circulación de Telepizza, en las condiciones que finalmente se establezcan y al precio tentativo de 2,15 euros por acción', lo que representaría una prima del 14,3% respecto al cierre del viernes, 1,88 euros por título. Con este precio, la compañía fundada por Leopoldo Fernández Pujals, estaría valorada en cerca de 570 millones.

Además, Pedro Ballvé, que declinó atender las llamadas de este periódico, asegura a la CNMV que la operación está sujeta 'en todo caso, al resultado satisfactorio de las negociaciones con potenciales coinversores presumiblemente firmas de capital riesgo y con los bancos financiadores'. Además, aclara que la comunicación al regulador no supone 'obligación alguna', ni determina 'responsabilidad para Carbal por la no presentación final de la oferta, la cual requerirá el buen fin del proceso negociador y la adopción de las decisiones finales de inversión y financiación pertinentes'.

Carbal controla el 20,532% de Telepizza a través de cinco sociedades: Delta Gestión de Cartera Mobiliaria (7,439%), Bitonce (6,995%), Omega Gestión de Valores (4,407%), Beta Garantía Empresarial (1,377%) y Betonica 91 (0,314%), según los últimos datos registrados en la CNMV. Los Ballvé controlan esta participación desde mediados de enero después de ejecutar (en más del 80%) una conversión de obligaciones convertibles que la compañía adelantó en más de un año. Antes controlaban el 8,7%.

En declaraciones al portal de información económica Bolsacinco, Pedro Ballvé asegura que valorarán la exclusión en Bolsa de Telepizza 'en función de la gente que acuda a la opa', pero asegura que 'el pequeño tamaño de la compañía la hace ser poco eficiente' en el parqué. Además, justifica la oferta de adquisición porque 'el crecimiento de la compañía está parado'. Es una empresa 'afectada por un consumo que no crece, está estancado', concluye.

Un portavoz de Telepizza no quiso valorar la posible oferta de adquisición por parte del presidente de la compañía, y aseguró que ésta 'es el sujeto pasivo de la operación'.

Ascenso y caída al calor de la 'masa'

Lejos quedan las 2.300 pesetas del precio de colocación en Bolsa de Telepizza el 13 de noviembre de 1996, 2.231 pesetas para los minoritarios. Ese día los títulos de la compañía fundada y presidida por Leopoldo Fernández Pujals se revalorizaron un 34,7%. Los accionistas apostaron por una sociedad que confiaba su éxito en el secreto de su masa. Mucho han cambiado las cosas desde entonces.

En mayo de 1997 Telepizza pagó 11 millones de euros por su competidora PizzaWorld, ese mismo mes redujo el nominal de sus acciones de 100 a 5 pesetas y en julio de 1998 entró en el selectivo Ibex 35. La compañía llegó a asegurar que iba a 'cambiar el futuro del sector a escala mundial' con una filial de pizzas en máquinas expendedoras. Un proyecto que nunca se llevó a cabo.

Los títulos comenzaron a resentirse con la salida del capital de Pujals. Primero vendió un 5% y en octubre de 1999, cedió el 5,4% a las familias Ballvé y Olcese y colocó otro 24,8% a través de una OPV. Pedro Ballvé fue nombrado presidente. Los títulos se recobraron y marcaron su máximo, 10,55 euros, el 24 de marzo de 2000. Desde entonces, comenzaron a caer, hasta 0,74 euros el 31 de enero de 2003. A partir de ese momento, la acción experimentó una ligera recuperación.

Subida en Bolsa del 11,7%

Los títulos de Telepizza, cerraron ayer con una subida del 11,7%, hasta 2,10 euros, pero no alcanzaron la cota de 2,15 euros que dicen ofrecer Fernando y Pedro Ballvé (presidente también de Campofrío). Las acciones de la compañía no alcanzaban esta cotización desde 2001.

En la sesión de ayer se negociaron 27,7 millones de títulos de Telepizza, por valor de 58,2 millones de euros. Durante la sesión, las acciones alcanzaron un máximo de 2,13 euros y un mínimo de 2,08.

El cierre coincide con el precio al que volvieron a cotizar las acciones de Telepizza después de la suspensión ordenada por la CNMV y que se levantó a las 10.00 horas.

Analistas de Caja Madrid, citados por Europa Press, aseguran que la operación no requiere nuevos recursos, sino que puede llevarse a cabo a través de financiación bancaria, coincidiendo con los bajos tipos de interés y el bajo endeudamiento de la compañía. 'Cuando se hagan con el control, es probable la salida de Bolsa, o la venta de parte o de todo el capital', concluyen.

Por su parte, Renta 4 subraya que la oferta de Carbal es bastante superior al precio objetivo de los títulos de Telepizza. 'La sensación del mercado es que se trata de un intento de salida de Bolsa, para luego llevar a cabo algún tipo de acuerdo'. Inversis Banco considera que la oferta es buena y recomiendan a los accionistas acudir a la opa. Destacan que la familia Ballvé 'tiene mucho interés en excluir a la compañía cuanto antes'.