Precios

La UE aprueba el recorte de la producción y los precios del azúcar

Los ministros de Agricultura de la UE aprobaron ayer definitivamente la reforma de la Organización Común de Mercado del azúcar, que incluye fuertes recortes de precios, informaron fuentes comunitarias. El Consejo de Agricultura de la Unión Europea (UE) ratificó, con el rechazo de Grecia, Polonia y Letonia, el acuerdo alcanzado el pasado mes de noviembre, que recortará el 36% los precios del azúcar e incluye medidas para potenciar el abandono de la producción.

La nueva OCM incluye una reducción del 36% del azúcar, que se aplicará en cuatro años, y del 39,5% en los precios pagados a los remolacheros. El recorte de la cotización del azúcar empieza en 2006-2007 y es de un 20%; aumentará en las siguientes campañas a un 27,5%; a un 35% hasta acabar en el 36% desde 2009-2010.

Los productores de remolacha andaluces, que ya han sembrado en otoño, estarán exentos de las rebajas de precios hasta la temporada 2007-2008. La reforma establece que las ayudas a los agricultores asciendan al 64,2% de la pérdida de ingresos que tendrán como consecuencia de los recortes de los precios.

Las subvenciones a la remolacha serán el llamado 'pago único desvinculado de la producción', es decir, por explotación o superficie e independientes a que el agricultor produzca o no, al igual que ocurre con el aceite de oliva o los cereales.

En los países que se reduzca más del 50% la producción nacional de azúcar, esta compensación comunitaria aumentará un 30% más y estará ligada a la obligación de que el agricultor siembre la cosecha.

Aparte, la UE fija un apoyo adicional para la 'diversificación' que se daría a las regiones afectadas por la reforma y que parte de los 109,5 euros por tonelada de azúcar que se deje de producir, pero podría llegar a duplicarse (219 euros) si se suprime totalmente la cuota azucarera; se destinará a medidas de desarrollo rural. La nueva OCM estará en vigor hasta 2014.

El sistema de cuotas sigue vivo en 2006

El sistemas de cuotas se mantiene este año, pero tras la decisión habrá un recorte del cupo comunitario para la campaña 2006-2007, puesto que hay aún muchos excedentes sin comercializar. Esa rebaja transitoria será de 2,5 millones de toneladas y se aplicará sobre toda la cuota comunitaria, que es de 17,4 millones de toneladas (997.000 es el cupo español). Esta reducción para la próxima campaña afectará a España menos que a Francia o Alemania. Esto se debe a que la Comisión tendrá en cuenta a los países deficitarios, que consumen más que producen.