Publicidad e Internet

Microsoft gasta 98 millones de euros en cambiar su imagen de 'empresa americana'

Microsoft invertirá 120 millones de dólares (unos 98 millones de euros) al año en una campaña publicitaria que transforme su imagen de 'gran empresa americana'. La campaña llamará la atención sobre los proyectos en educación y desarrollo económico que Microsoft gestiona en 32 países, según su director de publicidad Mike Lucero. Entre los países en los que desarrolla sus planes se incluyen Francia y Taiwan.

'Queremos ser muy concretos y específicos en la campaña sobre lo que nuestra empresa hace en cada país en cuanto a temas como educación, innovación tecnológica, oportunidades económicas y seguridad', afirmó Lucero en una entrevista recogida por Bloomberg, 'el público nos percibe como una gran empresa americana y no es real, tenemos presencia y proyectos en muchos países'.

La maniobra publicitaria incluye anuncios en televisión, medios impresos e internet. El actor William H. Macy, conocido por películas como Fargo, Pleasantville o Magnolia, será el encargado de poner la voz a los anuncios.

Esta campaña es una ampliación de otra que la empresa puso en marcha en 2002 y que se denominaba 'Haciendo realidad el potencial'. 'Se trata de una campaña global al más puro y tradicional estilo, con media docena de anuncios muy parecidos en distintos países, para alcanzar a públicos muy concretos y locales', explicó.

La proyección de los anuncios ya ha comenzado en ciertas regiones de Estados Unidos y aparecerán en todos los mercados objeto de la campaña en las próximas semanas. Microsoft colocará anuncios en los Juegos Olímpicos de Invierno, en la ceremonia de entrega de los Oscar de la Academia y en populares series de televisión como 24, Urgencias y El ala oeste de la Casa Blanca.

Al menos un tercio de los 39.800 millones de dólares que Microsoft ganó en 2005 proceden de sus sedes fuera de Estados Unidos, según la Comisión de Valores estadounidense. La compañía tiene 63.000 empleados en 102 países. Sólo un 37% trabajan en Estados Unidos.