Revista de prensa

Envidia a los altos ejecutivos

Aquí estamos de nuevo, con otra ronda de periodismo financiero que deplora las compensaciones excesivas, escandalosas, inmorales, ofensivas -¿nos hemos dejado algún adjetivo?- de los consejeros delegados (...).

¿Y quién sabe lo que es un sueldo excesivo? El cargo del consejero delegado moderno requiere una serie de aptitudes y experiencias que no se encuentran con facilidad (...). También es significativo que muchos de los inversores actuales más informados y sofisticados están más que contentos con pagar maravillosamente, incluso excesivamente, para tener al candidato a consejero delegado apropiado. Las empresas privadas en particular han persistido en darles grandes salarios a los altos directivos contratados para dirigir las empresas. Y porque son ellas los que pagan con su dinero, tienen gran interés en hacerlo bien.

Los consejeros delegados y los consejos con más probabilidades de mantener su salario a pesar de un mal rendimiento son los que saben que su empleo no corre peligro (...).