Bolsas

El maquillaje salva la cara a los malos fondos

Algunos gestores venden y compran valores para mejorar la imagen de la cartera al final del ejercicio

El final del año bursátil suele venir marcado por un rally de las acciones que se achaca al movimiento de valores que se produce en las carteras de muchos fondos. Unos preparan sus carteras para el comienzo del nuevo año. Otros, compran y venden valores en una práctica conocida como maquillaje de fin de año.

Difícilmente demostrable, esta operación consiste en comprar los valores que más han subido en el año o vender los que más han caído para que la foto fija del informe de final de año muestre una imagen más benigna de la labor del gestor. 'Se trata de un lavado de imagen que a veces no corresponde con la rentabilidad real del fondo', explica Fernando Luque, analista de Morningstar.

'Otra forma de entender el maquillaje es mantener en cartera una serie de títulos que no le corresponden al fondo (por motivos de riesgo o de sector o zona geográfica) que se venden, otra vez, unos días antes de hacerse publica la cartera, para evitar que ningún inversor sea consciente de los movimientos (no lógicos) que se está llevando a cabo', explica Javier San Pío, director del departamento de fondos de Banif.

En octubre de 2004, Goldman Sachs publicó un estudio en el que intentaba averiguar el impacto sobre las Bolsas de las operaciones de maquillaje. El banco de inversión partía de la idea de que si al final del ejercicio los gestores venden los peores valores y compran los mejores, los que más han perdido durante todo el año deberían ahondar su caída en el último mes y viceversa. Los analistas tomaron como base las acciones del S&P 500, pero no fueron capaces de hallar un patrón consistente de compraventa de valores.

'En Banif no tenemos constancia de que estas prácticas sean generalizadas en la industria de fondos española', matiza San Pío. 'Es más, no conocemos ningún caso particular y pensamos que son muy pocos los gestores que pueden estar actuando de esta forma'.

El maquillaje suele darse más en los fondos de gestión alternativa. 'Se da mucho en fondos de fondos. El periodo de reembolso es mayor, mensual o trimestral, lo que da tiempo al gestor para ajustar la cartera', explica Álvaro Chocano, director de Marketing del Allfunds Bank.

Aunque el maquillaje de fin de año no es ilegal -'aunque criticable', según Fernando Luque-, en el caso de los fondos de inversión libre o hedge funds, menos supervisados, sí pueden producirse valoraciones infladas de la cartera. 'Ahí la due diligence el proceso de selección de hedge funds toma mucha importancia', afirma Jaime de la Fuente, director comercial de Profim.

Una práctica fácil de detectar, pero difícil de probar

El maquillaje de fin de año, el window dressing o vestimenta de cara a la galería, como se conoce en inglés, es difícilmente demostrable. 'Los gestores nunca te lo van a reconocer', asegura Jaime de la Fuente, de Profim. 'Habría que seguir muy de cerca la cartera de cada fondo para demostrarlo', añade Fernando Luque, de Morningstar. Para Javier San Pío, de Banif, se trata de una práctica 'difícil de probar, algo más fácil de detectar, aunque para lo cual se requieran expertos que mantengan un control exhaustivo sobre los fondos'. San Pío propone combatirla con la publicación de las fechas de compraventa de valores en los informes, aunque reconoce la dificultad de ponerlo en práctica.