Estados Unidos

Los transportistas de Nueva York desconvocan el paro mientras continúan negociando mejoras

Los líderes del sindicato del transporte de Nueva York han accedido a poner fin a la huelga indefinida que desde hace tres días ha dejado sin metro y autobús a siete millones de neoyorquinos. La decisión final de desconvocar el paro ha sido más tarde ratificada por el consejo del sindicato.

Los 34.000 trabajadores adscritos al sindicato volverán al trabajo mientras sus representantes continúan las negociaciones con las autoridades de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA, en sus siglas en inglés) para cerrar un acuerdo final. Con ello, se recuperará la normalidad en una ciudad que nunca antes en 25 años había sufrido una huelga de estas dimensiones, que ha afectado a la productividad laboral -la gente llega tarde al trabajo o no llega-, el comercio, restaurantes y espectáculos. Según datos de Bill Thompson, interventor de la alcaldía neoyorquina, cada 24 horas en huelga Nueva York pierde 300 millones de dólares (250 millones de euros).

El mediador en las negociaciones, Richard Curreri, ha anunciado hoy que las partes tenían "un auténtico deseo de poner fin a sus discrepancias", reanudando las negociaciones que se podría traducir en que los trabajadores volvieran a sus trabajos mañana, víspera de las celebraciones navideñas. Los negociadores se encuentran reunidos en un hotel del centro de Manhattan desde las 01.00 horas de hoy, en el primer movimiento después de la ruptura de conversaciones a principios de la semana. La decisión de desbloquear el conflicto laboral ha sido recibida positivamente por el gobernador del estado de Nueva York, George Pataki.

Ayer, el presidente del sindicato, Roger Toussaint, expresó su voluntad negociadora al afirmar que podrían reanudarse las conversaciones siempre y cuando la Autoridad responsable del Transporte Metropolitano retirara su propuesta de recorte en materia de pensiones. El sindicato reclama subidas salariales del 6% y la exigencia de mantener la contribución de las pensiones en el 2% del sueldo.

"Tengo 24 años y soy normal"

La huelga de metro y autobús ha agudizado el ingenio de muchos neoyorquinos que han acudido a Internet para encontrar soluciones prácticas a sus necesidades de transporte. Uno de los puntos de encuentro más populares entre los ciudadanos frustrados con el paro es el portal de anuncios clasificados Craig List New York. Uno de sus avisos reza: "Tengo que ir al (aeropuerto internacional) JFK a las cuatro de la tarde, saliendo de la calle 86 con Tercera Avenida. ¿Alguien quiere compartir un coche? Responda lo antes posible. Gracias". Otro, más irónico, dice: "Trabajo cerca de Union Square. Necesito regresar esta noche a mi casa, en Astoria (Queens). Me pregunto si alguien quiere compartir un taxi, o quizás incluso caminar. Tengo 24 años y soy normal". Craig List también ha servido de vertedero de críticas y ánimos crispados, como lo demuestra un anuncio que dice: "Se buscan neoyorquinos enfurecidos para que se unan a nuestra protesta contra la TWU (Transport Workers Union). Interesados favor responder a este correo".