IBEX 35

Descensos significativos en la semana del macropuente

El Ibex 35 ha entrado en una dinámica volátil que hace que desde el mes de agosto haya alternado meses al alza y a la baja. Y tras cerrar noviembre en positivo, con un alza del 0,61%, parece que en diciembre toca plegar velas. Al menos esa ha sido la tendencia de las últimas dos semanas.

La que ahora termina ha sido de algún modo irregular, por cuanto el mercado ha tenido que hacer frente a dos festivos y un macropuente que han mermado bastante el volumen de negocio. Ha sido una semana volátil que se ha saldado con un retroceso del Ibex del 1,51% y la pérdida de la cota de los 10.500. El viernes marcaba al cierre 10.4489,3 puntos tras otra sesión de recortes que alcanzó un leve 0,06%. Ha sido ésta la peor semana de las últimas siete.

De fondo, dos han sido los temas que han dominado la semana bursátil y que están directamente relacionados: el precio del petróleo y la subida de tipos.

El barril de petróleo Brent, el de referencia en Europa, ha experimentado en las últimas sesiones una apreciación significativa desde los 57 dólares hasta casi alcanzar los 59.

Entretanto, diferentes miembros del Banco Central Europeo (BCE) han mandado un mensaje claro al mercado: el BCE no tiene intención de iniciar una subida sostenida de los tipos de interés, pero está preparado para endurecer la política monetaria si percibe riesgos inflacionistas.

Compañías más sensibles a la evolución de los tipos de interés, por lo general por estar más endeudadas, han sufrido en sus cotizaciones los mensajes del BCE. Entre ellas, las constructoras. Ferrovial cierra la semana con el peor balance del Ibex 35, con un descenso del 4,75% desde el viernes pasado. Metrovacesa y Acciona se han dejado también en el parqué un 2,15% y un 2,34%, respectivamente.

No obstante, algunas constructoras como ACS y FCC se han salvado del descenso y han logrado avances significativos.

Volatilidad extrema

Los valores de menor capitalización bursátil, los menos líquidos, siguen siendo pasto de los especuladores. El caso más llamativo esta semana es el de Inmocaral, compañía inmobiliaria cuya cotización se beneficia últimamente de la entrada de Luis Portillo, consejero de Metrovacesa, en el accionariado. En la última semana la acción de Inmocaral se ha revalorizado un 24,41%, logrando la mayor ganancia de la Bolsa española. Pero las ganancias se han producido en un contexto de volatilidad extrema. La compañía ha ganado la nada despreciable cifra del 59% entre el viernes 2 de diciembre y el jueves 8. Un día después, se producía una fuerte recogida de beneficios que recortó el precio de la acción hasta un 15,26%.

Esta volatilidad se ha contagiado a otros valores del estilo como Urbas o Sniace. La primera ha ganado un 18,6% esta semana, logrando la segunda mejor marca de la semana.