Distritribución

La Rioja Alta impulsa sus exportaciones ante la caída de precios en España

Bodegas La Rioja Alta atraviesa uno de sus mejores momentos, pese a la bajada de precios en el mercado nacional y a una caída de sus exportaciones que la compañía quiere compensar con mayores inversiones en distribución.

Estratégicamente queremos vender más fuera de España', asegura Guillermo de Aranzábal, presidente de La Rioja Alta. El grupo bodeguero quiere incrementar sus exportaciones, que representan, aproximadamente, el 30% de las ventas de la compañía. Aranzábal apunta que la facturación internacional del grupo se ha resentido debido a que otras bodegas han bajado el precio de sus exportaciones para compensar la caída de ventas en el mercado nacional.

'El momento actual es muy complicado', afirma Aranzábal. En su opinión, la bajada de precios en el mercado español 'no se está notando entre los consumidores. A lo mejor en los catálogos de las grandes superficies pero no en la restauración', que concentra el 75% de las ventas del grupo.

Sin embargo, Aranzábal se muestra muy optimista con el comportamiento del grupo bodeguero. 'Vamos mejor que nunca', afirma. 'Veo a gente quejándose de la caída de ventas y nosotros crecimos un 2% en 2004'. De hecho, el último trimestre del año es el más importante para la compañía ya que 'concentra, aproximadamente, entre el 35% y el 40% de las ventas'.

'Veo a la gente quejándose por las menores ventas y nosotros crecimos un 2% en 2004'

Para aumentar sus exportaciones, el grupo ha apostado por la distribución propia. 'Siempre la hemos hecho a través de otros y ahora ya tenemos delegación en Madrid, en Alemania y en Miami (EE UU)'. Afirma que 'fuera hay que trabajar mucho'. 'Hay bodegas que tienen buena distribución y nosotros tenemos que trabajar con más gente e invertir más', asegura Aranzábal, que apunta que la primera opción que estudia La Rioja Alta es abrir una delegación en Singapur.

El grupo produce, aproximadamente, nueve millones de botellas en sus cuatro denominaciones de origen. Aranzábal asegura que la compañía no apuesta por aumentar su producción. 'A principios de año, en enero, marcamos los objetivos de ventas para todo el ejercicio y si éstas son superiores a los objetivos es difícil adaptarnos a los cambios de mercado'. De hecho el responsable de la bodega reconoce que 'ha habido momentos de sobredemanda en los que hemos tenido problemas. Ahora estamos equilibrados'. Si sube la demanda, la compañía llevará a cabo una 'subida razonable de precios'.

A mediados de noviembre, el grupo anunció una inversión de 11,2 millones de euros hasta 2007 destinados a la adquisición de terrenos y a la plantación de nuevos viñedos. 'Queremos llegar al 80% de autoabastecimiento, ahora estamos en el 60%', asegura Aranzábal, hasta alcanzar una superficie de 500 hectáreas de viñas propias. A través del autoabastecimiento la bodega pretende asegurar el suministro de materia prima y garantizar así la calidad.

Tras realizar un relevo generacional en varios puestos de la compañía, incluida la sucesión en la presidencia, Aranzábal cree que a nivel internacional, 'va a haber concentración de empresas'. 'Nosotros no venderíamos, ni el grupo, ni ninguna de nuestras bodegas, es una forma de vida', concluye.

Los orígenes de La Rioja Alta se remontan a 1890 con la creación en Haro (La Rioja) de la bodega que da nombre al grupo donde se elaboran vinos como Viña Ardanza, Viña Arana o Villa Alberdi. Además, la compañía cuenta actualmente con bodegas en Páganos-Laguardia (Álava), O Rosal (Pontevedra) y en Ribera de Duero.

Bollinger compra Ayala D'Afi

El grupo francés Bollinger, uno de los principales productores de champán, ha comprado Ayala d'Afi, el último chateau de gran calidad europeo que aún mantenía la propiedad familiar. La firma adquirida está estrechamente ligada al grupo La Rioja Alta, su importador y distribuidor en España. Aunque no se ha facilitado el importe de la operación, en medios sectoriales se estima superior a los seis millones de euros.

Bollinger, ubicado en la región francesa de Champagne, es un grupo familiar especializado en la elaboración de espumosos de alta gama, cuyos orígenes se remontan a 1650. En 2004, su producción ascendió a 2,1 millones de botellas. La Rioja Alta comercializa las tres variedades que elabora Ayala d'Afi: Brut Rosé, Brut Millesimé 1996 y Ayala Brut.

Los chateaus europeos, productores de espumosos y vinos de alta gama, han ido abandonando la propiedad familiar, por los altos coste de mantenimiento de las explotaciones.