Desempleo

El paro supone más riesgo que el alza de tipos para la morosidad

El aumento del desempleo supone el mayor riesgo de crecimiento de la morosidad crediticia, un riesgo incluso mayor que la subida de tipos de interés. Esta es la principal conclusión de un estudio elaborado por el área de seguros de protección de pagos de Genworth Financial, en el que se asegura que una aumento de la tasa de desempleo de un 1% supondría un incremento de la morosidad bancaria del 0,28%.

Esta tasa de impago está instalada desde hace tiempo en un mínimo histórico de casi el 0,7%, por lo que, de aumentar el paro, se elevaría a casi un punto porcentual.

Sin embargo, según este estudio, el incremento de los tipos de interés un 0,25%, estipulado ayer por el Banco Central Europeo, sólo aumentará la morosidad crediticia 0,015 puntos.

En el caso de que el BCE siga subiendo los tipos, un aumento de medio punto incrementaría la morosidad 0,030 puntos.

El director del Servicio de Estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Gregorio Izquierdo, que ha liderado el equipo de investigadores que ha elaborado este estudio, aseguró que el alza de tipos empezaría a ser mayor riesgo para la morosidad a partir de fijar el precio del dinero en el 5% aproximadamente. De hecho, aseguró que las familias podrían asumir una subida de tipos hasta ese nivel, 'aunque con muchos esfuerzos'.

No obstante, Izquierdo aseguró que ni las autoridades monetarias ni las entidades financieras 'barajan este escenario ni a medio ni a largo plazo'.

También descartó que el incremento de los tipos un cuarto de punto vaya a destruir empleo, porque el endurecimiento del crédito a las empresas dañe la actividad. 'No hay riesgo de incremento del paro, aunque sí se podría frenar la creación de empleo, no se puede negar que hay riesgos de ajustes de empleo en algunos sectores, como el inmobiliario, al que está ligado un tercio del empleo creado en los últimos años', explicó el responsable del IEE.

Hecha esta advertencia, el estudio acude a los datos del Banco de España para asegurar que en la actualidad, la familia media española destina aproximadamente un 15% de su renta anual a hacer frente a su deuda (principal e intereses). Si bien hay que tener en cuenta que este porcentaje es tan bajo porque para hacer la media de las familias se incluyen todas ellas, las que están endeudadas y las que no.

En cualquier caso, el informe indica que 'hoy en día la situación patrimonial de las familias es saneada y en general no existe problema de solvencia'.

De hecho, según las cifras del Banco de España que baraja el informe, sólo puede decirse que el 7,2% de las familias españolas está sobreendeudadas, ya que destinan el 40% o más de su renta al pago de deuda, fundamentalmente hipotecaria.

De hecho, en 2004, un 87% de la deuda bancaria se dedicó a activos inmobiliarios y se calcula que el 28% de los hogares españoles tienen una hipoteca.

'El Banco de España no dice lo que piensa'

En los últimos meses el Banco de España ha advertido del riesgo de sobreendeudamiento de las familias por los créditos hipotecario e incluso apuntó que la vivienda podría estar sobrevalorada entre un 22% y un 29%. Esto choca con la tesis del informe de la división de seguros de protección de pagos de Genword, que dice lo contrario y niega el riesgo de sobreendeudamiento de los hogares. La explicación la dio ayer Gregorio Izquierdo, uno de los autores del estudio, al indicar que 'el Banco de España no dice lo que piensa'. Con ello quiere decir que , en su opinión, lo que considera esta entidad es que el nivel de tipos de interés (2% hasta ayer) es demasiado laxo para el ciclo expansivo de la economía española.