_
_
_
_
_
'Telecos'

Móviles lleva Blackberry a Latinoamérica para reforzarse en el segmento empresarial

Telefónica Móviles ha firmado un acuerdo con el fabricante de Blackberry, Research in Motion (RIM), para llevar el popular ordenador de bolsillo a 13 países de Latinoamérica. Las filiales de la operadora española podrán ofrecer estos terminales a sus clientes y lo harán de forma coordinada, lo que implica una doble ventaja.

Para Telefónica Móviles este acuerdo supone un refuerzo de su posición entre los clientes empresariales y las multinacionales -a los que va dirigida fundamentalmente la Blackberry-, pero además, al hacerlo de forma coordinada a través de 13 filiales, habrá acuerdos entre ellas para que se reduzca el precio cuando se haga intinerancia de datos entre los países que representan.

Telefónica Móviles ha comenzado una fase de lanzamiento precomercial de estos servicios entre un grupo reducido de usuarios latinoamericanos, e iniciará en los primeros meses de 2006 el lanzamiento comercial de sus dispositivos en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Perú, México, Uruguay y Venezuela.

La operadora implantará en todas sus filiales la cartera de productos y servicios más avanzada de soluciones Blackberry, al tiempo que tendrá acceso preferente a los futuros terminales que se desarrollen.

Problemas de RIM

En Estados Unidos, mientras tanto, el fabricante de Blackberry sufrió ayer un serio revés en los tribunales que podría obligar a cerrar su servicio, informa Ana Nieto desde Nueva York. Un juez de Richmond (Virginia) decretó inválido el pacto preliminar que RIM había alcanzado con NTP en marzo de 2005, una empresa que asegura que el software que utiliza la Blackberry es suyo. Al anular el pacto, que NTP decidió abandonar apenas unas semanas después de haberlo cerrado de forma provisional, puede ponerse en marcha la ejecución de una orden judicial ya emitida que forzaría al cierre del servicio y las ventas en EE UU. Es una mala noticia para una empresa que hace el 70% de su facturación en ese país. El acuerdo ahora anulado preveía el pago de 450 millones de dólares.

El juez ha desestimado tomar una decisión a la espera de lo que dictamine sobre este caso la oficina estadounidense de Patentes y Marcas y ha pedido a los abogados de las dos partes que se preparen para argumentar a favor o en contra de la ejecución de la orden de cierre de servicio.

La alternativa para RIM es volver a sentarse a la mesa de negociación y negociar con NTP un acuerdo mejor. Los analistas que criticaron el anterior aseguraban que esta pequeña empresa de Virginia podía haber conseguido hasta 1.000 millones de dólares.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_