Consumo

El beneficio de Unilever crece un 25% tras la venta de su división de perfumes

El fabricante de productos de consumo y alimentación, Unilever, ha obtenido en el tercer trimestre del año un resultado neto de 1.474 millones de euros, un 25% más que en el mismo periodo del ejercicio precedente. Este incremento se debe a la venta de la división de perfumes, que aportó a la compañía unos ingresos de 448 millones de euros.

En el último trimestre, el volumen de negocio del grupo británico-holandés alcanzó los 10.224 millones de euros, un 4% más que en el mismo periodo de 2004.

El consejero delegado de Unilever, Patrick Cescau, ha asegurado que las ventas de la compañía, especialmente en la división de productos de cuidado personal, mantienen un crecimiento estable en los países en desarrollo, mientras que en Europa Occidental siguen siendo débiles y las iniciativas para mantener el nivel de crecimiento no han sido efectivas. Cescau asegura que la compañía está considerando todas las posibilidades respecto a su división de productos congelados, sin descartar su venta.

Sara Lee gana un 81% menos

Por su parte el fabricante estadounidense Sara Lee cerró el primer trimestre de su ejercicio fiscal, que concluyó el 30 de septiembre, con una caída del beneficio del 81%, hasta 67 millones de dólares (55 millones de euros). La compañía atribuye esta caída al descenso en las ventas, al aumento de los precios de materias primas como el café y el petróleo y a los costes de reestructuración. La facturación de la compañía alcanzó los 4.305 millones de dólares (3.588 millones de euros) en su primer trimestre, lo que supone un descenso del 2,1% respecto al mismo periodo del año anterior, tras la venta de su división de café en EE UU.