Estatut

Montilla pone en duda la independencia de Caruana

El gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, recibió ayer respuesta por parte del vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, y sobre todo del ministro de Industria, José Montilla. Ambos recordaron a Caruana que las decisiones políticas corresponden siempre al Parlamento, saliendo así al paso de las valoraciones del gobernador sobre el posible impacto económico de la reforma estatutaria puesta en marcha en Cataluña.

Al gobernador del Banco de España le respeto enormemente en sus análisis técnicos', dijo Solbes en Luxemburgo, donde asistía al Consejo de Ministros de Economía de la UE. Pero 'las decisiones políticas corresponden siempre al Parlamento'. El vicepresidente económico añadió que la posible fragmentación del mercado financiero derivada del estatuto, no debe producirse 'si se hacen las cosas bien'.

Montilla, que asistía en la misma ciudad al Consejo de Ministros de Competitividad, fue mucho más lejos en su reacción. El secretario general del PSC cree que 'en un debate del calado político como el que hay respecto al Estatuto, pretender dar opiniones de carácter técnico, máximo cuando no se es un catedrático de Universidad o un investigador, sino el máximo responsable de una institución como el Banco de España, no es una declaración que se pueda entender como técnica'. Montilla advirtió al gobernador que 'corre el riesgo de que se cuestione su independencia e imparcialidad' por haber tomado posición en un debate político. 'Y evidentemente, esto, como Gobierno, no lo deseamos', dijo el titular de Industria y primer secretario del PSC.

Todos los partidos catalanes, menos el PP, criticaron ayer al gobernador por sus críticas al Estatuto y consideraron 'inadmisibles', 'impropios de su cargo' e 'irresponsables' sus comentarios. 'Uno acaba pensando que tanto mejor que la política monetaria y los tipos de interés no los decida en este momento el Banco de España, sino el Banco Central Europeo, porque escuchando declaraciones de este tipo acaba uno teniendo muy poca confianza en cómo se dirigen instituciones de estas características', señaló el máximo responsable de CiU, Artur Mas.

El PP defiende al gobernador

La contestación del Gobierno a Solbes tuvo su réplica en boca del secretario ejecutivo del PP en el área económica, Miguel Arias Cañete, quien subrayó que el gobernador del Banco de España tiene 'todo el derecho del mundo' a emitir las opiniones que considere 'convenientes', como 'regulador independiente', en torno al Estatuto catalán.

El dirigente del PP incidió en que las valoraciones de Caruana son 'suficientemente cualificadas' puesto que, a su juicio, el Estatuto de Cataluña afecta en este caso 'a las competencias de su órgano regulador y al mercado financiero español'.

Por otra parte, ayer se supo que el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, el primer consejero, Josep Bargalló, y el responsable de Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, serán, como mínimo, los representantes del Gobierno de la Generalitat en la tribuna de invitados del Congreso durante el debate de toma en consideración del proyecto de Estatuto que se celebrará el 2 de noviembre.

Choque entre Ibarra y el PSC

El presidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, se entrevistó ayer por espacio de dos horas con José Luis Rodríguez Zapatero. Ambos abordaron el problema del Estatuto catalán y al finalizar el encuentro, Ibarra calificó de 'éticamente reprobable' el modelo de financiación que defiende el tripartito catalán.

El PSC difundió un comunicado en el que acusó a Ibarra de ser un 'experto en cometer deslealtades' hacia el PSOE al 'poner en entredicho el modelo de España plural que propugna el presidente español'; al 'cuestionar la Declaración de Santillana'; y al 'alinearse con el PP' en la defensa del Plan Hidrológico.