Crisis Textil

La UE quiere una solución rápida a la crisis textil pero está dividida sobre la fórmula

Los representantes de los Veinticinco paíese de la UE han mostrado hoy un "fuerte consenso" sobre la necesidad de solucionar lo más rápidamente posible el bloqueo de prendas chinas en las fronteras, aunque hubo divisiones sobre las propuestas para hacerlo. El Comité de Representantes Permanentes (Coreper) ante la UE, formado por los embajadores de los países miembros, trataron el problema planteado por los 75 millones de prendas chinas bloqueadas en las aduanas europeas al haberse superado las cuotas pactadas con China para este año.

El comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, asistió a la reunión para informar a los países sobre la situación y se discutió, "de manera exploratoria y a nivel técnico", el borrador de propuesta que ha elaborado para lograr la liberación de los bienes retenidos.

En la reunión hubo "un fuerte consenso entre los países miembros sobre que la actual situación necesita resolverse tan rápido como sea posible y sobre que los bienes bloqueados necesitan ser desbloqueados", según fuentes comunitarias.

Sin embargo, fuentes cercanas a la reunión indicaron que, aunque la reunión se produjo en una "atmósfera positiva", no hay acuerdo entre todos los países sobre lo que ha propuesto Mandelson", pues "algunos desean una solución más equilibrada", aunque no detallaron los matices de lo discutido.

Durante las discusiones, países como Holanda, Dinamarca, Suecia e Irlanda apoyaron las ideas de Mandelson y Alemania también lo respaldó, aunque "con matices", señalaron fuentes diplomáticas, que tampoco desvelaron la propuesta del comisario.Por el contrario, España, Italia, Portugal, Francia, Grecia y Bélgica, aunque tiene la voluntad de lograr un acuerdo no comparten el borrador presentado hoy por Mandelson, agregaron.

En la reunión no ha habido ningún voto ni decisión formal pues se trataba de un intercambio de opiniones entre todos para valorar la situación y analizar las posibles soluciones.El borrador del comisario aún puede someterse a modificaciones pues esta tarde habrá una reunión del comité de textiles a nivel técnico entre la Comisión Europea y los expertos de los países.

Jueves día clave

Además, Mandelson tiene que presentar mañana su propuesta para resolver el problema al colegio de comisarios, en su primera reunión tras el verano, donde entre todos tienen que fijar una posición común, que será la que formalmente se remita a los países para que decidan.

El Ejecutivo comunitario ha advertido de que no hará ningún comentario "sobre la sustancia de sus propuestas a la Estados miembros" hasta que éstas se sometan a la discusión del colegio de comisarios y se transmitan formalmente a los Veinticinco para que den una respuesta.

Hasta el momento, poco se sabe del borrador de propuesta formulado por el comisario de Comercio, aunque él mismo señaló el pasado lunes que cualquier alternativa se hará dentro del acuerdo logrado con Pekín, para limitar, hasta 2007, el fuerte incremento de las importaciones chinas en diez categorías.

El acuerdo fue firmado en junio y las cuotas comenzaron a regir el 12 de julio, pero el problema se planteó cuando semanas después comenzaron a superarse los contingentes pactados para este año en jerséis, pantalones, sujetadores, camisetas, vestidos, blusas e hilo de lino, que han comenzado a almacenarse en las aduanas.

Algunas opciones barajadas por la Comisión Europea durante este mes para solucionar el problema eran emplear este año una parte de la cuota de 2006 o usar para los productos más solicitados parte de los contingentes acordados para otras prendas con menor demanda, aunque fuentes comunitarias apuntaban que no eran las únicas.La semana pasada un grupo de expertos de la dirección general de Comercio del Ejecutivo comunitario mantuvo cuatro días de reuniones a puerta cerrada para con responsables chinos, pero sin resultados.