EDITORIAL

Rebaja de tipos oportuna

Al Banco de Inglaterra no le ha temblado el pulso. A las primeras de cambio ha decidido reducir los tipos de interés del 4,75%, fijado el 5 de agosto de 2004, al 4,5%. La razón ha sido que el sostenido ritmo de crecimiento de la economía inglesa ha comenzado a dar síntomas serios de agotamiento, como una mayor debilidad en las ventas minoristas o un estancamiento del mercado de la vivienda. El propio Banco de Inglaterra, en el comunicado oficial en el que explica la rebaja, alerta del agotamiento del creciente gasto de los consumidores y advierte de la existencia de algunos riesgos para el crecimiento de la economía, incluso a corto plazo. La decisión de la autoridad monetaria inglesa es oportuna, pues no sólo da la señal de estar vigilante y ágil en la toma de decisiones, sino que lanza un mensaje de tranquilidad a un empresariado que reclamaba una reducción de tipos para mantener el nivel de actividad.