Recorte

Reino Unido baja los tipos al 4,5% y la zona euro los deja en el 2%

El Banco de Inglaterra decidió ayer recortar sus tipos de interés en un cuarto de punto para dejarlos en el 4,5%. El recorte se produce un año después de que el Comité de Política Monetaria de esa institución elevara el precio del dinero a un 4,75% para enfriar el mercado inmobiliario. En la zona euro el Banco Central Europeo, en una reunión virtual (por videoconferencia) de los consejeros, decidió mantener el tipo director en el 2%, vigente desde junio de 2003.

Los mercados consideraron que la entidad 'arriesgaría más que ayudaría' a la economía de la zona euro si bajara los tipos de interés, que prevén que se mantengan en el 2% al menos hasta el segundo semestre de 2006.

Los miembros del consejo de gobierno del BCE, incluido su presidente, Jean-Claude Trichet, han manifestado en sucesivas ocasiones que el nivel actual de los tipos de interés es el adecuado para reactivar el crecimiento económico en la zona euro.

Algunos políticos de países de la zona euro, como el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y el ministro de Economía alemán, Wolfgang Clement, se manifestaron este mes a favor de una bajada de los tipos básicos.

El Banco de Inglaterra, por su parte, trata de hacer frente con el abaratamiento del dinero a la desaceleración económica, reflejada en cierto estancamiento del consumo y en una recesión manufacturero. La economía británica lleva cuatro trimestres de débil crecimiento, que no ocurría desde hace diez años.

La caída del consumo privado contribuyó a que el crecimiento interanual en el segundo trimestre del año en curso fuera de sólo un 1,7%, su nivel más bajo desde los tres primeros meses de 1993.

El ministro de Finanzas, Gordon Brown, se ha fijado para este año como objetivo un crecimiento de entre un 3% y un 3,5%, que muy pocos creen que pueda cumplir.

Mejora la industria alemana

Los pedidos industriales de Alemania registraron una fuerte subida en junio, la segunda consecutiva, alentados por una demanda doméstica de bienes de capital por encima del promedio, según mostraron ayer los datos preliminares publicados por el Ministerio de Economía. Ajustados por las variaciones estacionales, los pedidos crecieron un 2,4% con respecto al mes anterior, tras un incremento revisado a la baja del 2,3% en mayo. Los economistas encuestados por Reuters habían previsto un alza del 0,4%.