Energía

Repsol compra a BP cuatro campos de petróleo y gas en Trinidad y Tobago

Repsol YPF ha ejercitado la opción de compra que tenía sobre tres campos de petróleo y uno de gas natural en Trinidad y Tobago que estaban en manos de su socio en este país del Caribe British Petroleum (BP). La operación asciende a un total de 229 millones de dólares (191 millones de euros).

Según un comunicado remitido ayer por la petrolera hispano argentina a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tras el cierre de esta operación, la petrolera estatal de Trinidad y Tobago, Petrotrin, tiene previsto adquirir una participación del 15% de estos campos. Esta transacción está sujeta a la aprobación del Gobierno del país caribeño.

Según indica Repsol, las inversiones previstas para el desarrollo de las explotaciones ascienden a 500 millones de dólares (unos 417 millones de euros) hasta el año 2025.

REPSOL 13,81 0,40%

En la actualidad los tres campos petrolíferos, Teak, Samaan y Poui, cuentan con tres plataformas; 10 satélites de perforación y un satélite de compresión y producen 20.500 barriles equivalentes de petróleo diarios (bep/d), mientras que el campo de gas, denominado Onyx, debe desarrollarse.

En Trinidad y Tobago Repsol produce 120.000 bep/d y tiene participaciones de aproximadamente un 20% en los trenes de la planta de licuefacción de gas natural del consorcio Atlantic LNG. En éste, creado como una joint venture en 1999, participan Repsol, BP y British Gas y su objetivo es la explotación de la planta de gas natural licuado del país caribeño, aunque también participó en el proyecto frustrado de transportar gas de Bolivia hacia la costa oeste de América del Norte, a través del Pacífico.

Según señala la petrolera que preside Antonio Brufau, la operación se enmarca dentro del Plan Estratégico 2005-2009, que se centra en la actividad de exploración y producción (upstream), y 'consolida el liderazgo de la compañía en gas natural licuado en la cuenca Atlántica'.

En el área del Caribe, Repsol tiene previsto invertir en los próximos cuatro años 2.200 millones de dólares (unos 1.835 millones de euros), de los que 1.250 millones (1.543 millones de euros) corresponderán a Trinidad y Tobago.

En estas islas caribeñas, la petrolera española tiene un 30% de las reservas de hidrocarburos de su subsuelo, tras los acuerdos suscritos con BP en los años 2000 (en los que se hizo con el 10%) y en 2002 (cuando adquirió otro 20%). Ese año Repsol y BP descubrieron yacimientos de 28 bcm (mil millones de metros cúbicos), lo que equivalía en se momento al consumo español en un año y medio.

La posición geográfica Trinidad y Tobago es estratégica para Repsol, porque le permite acceder en condiciones económicamente ventajosas a mercados como el de Estados Unidos, el Caribe y Europa.