'Telecos'

Auna espera a France Télécom para abrir las otras ofertas económicas

Los accionistas de Auna mantendrán cerrados 'durante un tiempo prudencial' los sobres económicos de las pujas realizadas por Ono y las firmas de capital riesgo KKR y Carlyle a la espera de que se formalice la anunciada oferta de France Télécom por el grupo español. Un portavoz de la operadora gala reconoció ayer que su presidente ha solicitado 'que se estudie la posibilidad de adquirir los activos de telefonía móvil de Auna'.

El banco Santander, Endesa y Unión Fenosa han decidido mantener cerrados durante un tiempo prudencial los sobres económicos de las ofertas presentadas hasta la fecha por el grupo Auna para dar tiempo a que se formalice la anunciada puja de France Télécom por la empresa española. La decisión, según fuentes cercanas a la operación, se justifica porque no se quiere dar más ventajas a la operadora francesa, que llega fuera del plazo inicialmente establecido para proponer ofertas vinculantes.

La operadora gala reconoció ayer estar estudiando una oferta por el negocio móvil del segundo operador español de telecomunicaciones. 'El presidente de France Télécom ha solicitado que el grupo estudie la posibilidad de adquirir los activos móviles de Auna. Actualmente estamos llevando a cabo un proceso de due diligence en España', dijo un portavoz de la compañía.

Fuentes próximas a los propietarios de Auna advierten de la dificultad para vender por separado las divisiones fija y móvil de la operadora española 'si previamente no hay un acuerdo a dos bandas' en clara referencia a un posible pacto entre France Télécom y Ono. Un portavoz oficial de la empresa de cable que preside Eugenio Galdón aseguró ayer que 'la compañía no hace comentarios sobre este asunto'.

La compañía gala dice que ahora sí es posible la venta separada de Auna

France Télécom ha contratado a BNP Paribas para que le asesore ante la posibilidad de cerrar una oferta, según adelantó ayer Cinco Días. La operadora francesa, que trata de impulsar una estrategia de operador integrado, no tiene actualmente actividad móvil en el mercado español, tras perder el concurso por una licencia en marzo de 2000.

A pesar de la aparición de este nuevo e importante jugador, fuentes conocedoras de la negociación han asegurado que el proceso no está liquidado y que 'va a ser más largo de lo inicialmente previsto'. Los propietarios de Auna 'siguen aspirando a conseguir el mayor precio por sus activos'. Por su parte, las compañías de capital riesgo están molestas ante cómo se está desarrollando el proceso de venta, pero aseguran 'no haber tirado la toalla'.

La portavoz de France Télécom explicó ayer a este diario que hasta ahora no había participado en el proceso de venta de Auna porque, como ya se indicó, la adquisición de un conjunto que agrupe las dos actividades móvil y cable no tenía interés para ellos. 'Ahora la venta separada de ambas actividades parece posible, y en ese contexto, el presidente Didier Lombard ha solicitado que se estudie una oferta coherente con la estrategia de operador integrado a escala europea y la presencia del grupo en la telefonía fija e internet en España'.

La decisión se tomará, dijo, según 'criterios industriales y financieros fijados por el consejo de administración para las operaciones de crecimiento externo', informa desde París Sara Acosta. A saber: Conformidad con la estrategia de operador integrado, mejora del perfil de crecimiento del grupo, impacto positivo en el free cash flow por acción y sin impacto sobre la política de dividendo del grupo, 'sabiendo que íbamos a proponer un euro por acción en la Asamblea General de 2006 respecto al ejercicio 2005'.

Puja: La estructura de pasivos y créditos dificulta la venta por partes

¦bull;Los propietarios de Auna plantearon desde el primer momento que la venta se podía hacer por la totalidad del grupo o por partes.

¦bull;La puja por Amena o por el negocio del cable de forma separada se enfrenta a la dificultad de segregar unos pasivos y unos créditos que, en este momento, se encuentran íntimamente ligados a la cabecera del grupo.

¦bull;Durante los últimos tres ejercicios la dirección de Auna ha trabajado, precisamente, para lograr que tanto los créditos como los pasivos de cada uno de los negocios sean soportados por la corporación.

¦bull;Joan David Grimá el consejero delegado de Auna logró renegociar un crédito por 4.700 millones que se había concedido a Amena, fuera reubicado en la corporación a fin de que pudieran utilizarlo todas las compañías del grupo. Este crédito estaba antes avalado con las propias acciones de Amena.

¦bull;Este entramado hace que sea difícil deslindar los pasivos y créditos de cada parte, por lo que la compra de una de las divisiones exige un acuerdo a dos bandas. El interés de Ono por el negocio del cable facilita la operación.

¦bull;Las acciones de France Télécom subieron ayer un 0,53% a pesar de que tras la apertura del mercado el valor de la compañía cayó más de un 2%.