'Telecos'

France Télécom contrata a BNP Paribas para pujar por Auna

France Télécom ha contratado a BNP Paribas para que le asesore en la presentación de su oferta por el grupo Auna. Representantes del citado banco mantuvieron reuniones el pasado fin de semana con directivos de la operadora francesa para ultimar los detalles de la propuesta. La oferta será por la totalidad del grupo español e incluirá pago en efectivo y en acciones.

La oferta de France Télécom por Auna toma cuerpo. La operadora francesa ha contrato los servicios del banco BNP Paribas para actuar como asesor en la articulación de la propuesta para hacerse con el segundo operador español de telecomunicaciones sumergido actualmente en la fase final de su proceso de venta. La noticia confirma que la visita la pasada semana a España del presidente de la compañía francesa, Didier Lombard, tenía mayor calado que la mera entrevista con el ministro de industria, José Montilla.

La oferta será por la totalidad del grupo español, según explican fuentes próximas a la operación. Tal y como adelantó ayer Cinco Días, los accionistas de Auna esperan una oferta en firme de la operadora francesa en los próximos días. France Télécom está interesada prioritariamente en el negocio móvil de Auna, al que valora en unos 9.000 millones de euros. Sin embargo, la oferta la lanzará por el conjunto del grupo tras las conversaciones mantenidas con el Gobierno español, que sigue manifestándose a favor de un socio industrial que sea capaz de mantener un operador integrado.

Directivos de la operadora francesa mantuvieron también en días pasados reuniones con representantes del banco Santander, según fuentes próximas a las negociaciones. Los portavoces de ambas compañías no quisieron ayer confirmar ni desmentir estos encuentros en Madrid. 'No vamos a hacer comentarios sobre este punto hasta que no haya datos sobre las distintas ofertas económicas', dijo un portavoz oficial de la entidad financiera.

Las fuentes anteriormente citadas aseguraron que la oferta que está estructurando France Télécom en colaboración con BNP Paribas contempla el pago por Auna en metálico, pero también con acciones de la operadora francesa. La compra con títulos, en este caso, puede crear dudas en los actuales accionistas dado que, con toda seguridad, la acción de France Télécom caerá si se efectúa la operación, según explican fuentes financieras españolas.

En la capacidad de recuperación posterior del valor de las acciones de la operadora francesa estarán las plusvalías que finalmente puedan conseguir con la desinversión los principales accionistas de Auna (Santander, Endesa y Unión Fenosa).

Las compañías de capital riesgo mantenían ayer sus críticas ante la aparición de un competidor industrial en la puja, una vez que ya se había cerrado el plazo para presentar ofertas vinculantes el pasado lunes 11 de julio.

Ayer, los sobres económicos de las ofertas lideradas por las compañías de capital riesgo KKR, Carlyle y la cableoperadora Ono se mantenían cerrados. 'No se abrirán hasta que los oferentes no aclaren algunas cláusulas de los contratos de compraventa', explican fuentes cercanas a la negociación.

Otras fuentes próximas a los propietarios desvincularon ayer la decisión de aplazar la apertura de las propuestas económicas a la inminente aparición de una puja por parte de France Télécom. Aseguran que la venta de Auna no es un concurso público y que 'no existe ningún compromiso para dar por cerrado el número de candidaturas el pasado 11 de julio'. Tampoco se descarta que finalmente los principales accionistas de Auna apuesten por dar como ganadora a alguna de las ofertas ya presentadas.

Un año tras la venta de la operadora

1 El 15 de julio de 2004 el grupo Auna informa que ha decidido rechazar una oferta por la compañía realizada por fondos de capital riesgo. Apax, CVC y Blackstone habían ofrecido 8.000 millones de euros por Amena, el negocio de telefonía móvil de Auna. La compañía española, a través de un portavoz, indicó que la oferta había sido recibida con satisfacción, pero que no se contemplaba la partición del grupo.

2 El 25 de abril de 2005 el SCH, Endesa y Unión Fenosa comunican a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el inicio de un proceso para la venta de sus participaciones en Auna, otorgando el mandato a Merrill Lynch. Las tres compañías controlan el 83,5% del capital del grupo de telecomunicaciones.

3 El 11 de julio de 2005 finaliza el plazo otorgado para la presentación de ofertas por el grupo. Tres consorcios, dos de ellos liderados por las sociedades de capital riesgo Carlyle y KKR y otro por la operadora de cable Ono, presentan sus propuestas de adquisición.

4 France Télécom se moviliza en la recta final del proceso de venta del grupo Auna para tratar de presentar una oferta atractiva y contrata como asesores a BNP Paribas. El proceso de estudio de las ofertas de los tres consorcios anteriores sigue abierto; ayer estaba prevista la apertura de los sobres con las propuestas económicas de Carlyle, KKR y Ono, pero ese momento termina por aplazarse.