EDITORIAL

Otra decepción en la UE

Llueve sobre mojado. La Comisión Europea hizo público ayer un nuevo informe de coyuntura en donde se ponen en evidencia, una vez más, las limitaciones de la UE para crecer sin más reformas de por medio. Bruselas reconoce que la ansiada recuperación económica en la zona euro no se ha producido en el segundo trimestre. Y no tendrá lugar hasta, al menos, final de año. Una apreciación incluso optimista si se tienen en cuenta pronósticos como el de la OCDE, que hace tan sólo unos días condenaba a la UE a un crecimiento del 1% en las próximas décadas si no se acometen las anheladas reformas. Cuesta trabajo comprobar cómo ante tal reconocimiento del fracaso de la política económica comunitaria los políticos de la UE (los jefes de Estado y de Gobierno) no se ponen a trabajar conjuntamente para poner en marcha, de una vez por todas, las reformas estructurales prometidas que, pese a ser impopulares, no dejan de ser necesarias.