EDITORIAL

Golpes bajos a BBVA

El Banco de Italia ha puesto, pese a las advertencias de Bruselas, una roca más en el camino del BBVA por hacerse con BNL. Su última decisión ha sido autorizar a Unipol a elevar su participación en el banco italiano hasta el 14,99%. También ha dado el visto bueno a un incremento hasta el 30% para el BBVA, algo irrelevante si se tiene en cuenta que hay en marcha una opa por parte de la entidad española sobre BNL. Lo relevante de la última maniobra del Banco de Italia es que se reserva el derecho a considerar ese 30% como participación de control de la entidad hasta conocer el resultado de la opa. Estas decisiones se producen en vísperas de un consejo de Unipol en el que puede decidirse el contraataque definitivo. Y con la prensa italiana sugiriendo un aparcamiento de acciones que evite la contraopa de Unipol. Una situación inconcebible en una Europa que pugna por ser un espacio económico sin barreras físicas ni políticas.