Divisas

El euro sigue a la baja y se acerca al nivel psicológico de los 1,20 dólares

La mejora del déficit de Estados Unidos y los comentarios de Otmar Issing, el economista jefe del BCE, a favor de un recorte de tipos en Europa, han llevado al euro al nivel más bajo en nueve meses sobre el dólar.

El euro ha caído cuatro sesiones consecutivas frente al dólar. Ayer, la paridad se colocaba en la barrera psicológica de las 1,20 unidades, que es el nivel más bajo para la moneda única desde septiembre pasado, aunque a última hora recuperaba posiciones. La debilidad del euro se ha acentuado en los últimos meses. Primero con las encuestas que pronosticaban el rechazo de la Constitución europea por parte de Francia, después con la ratificación del referéndum, en el que ganó el no, y por las dudas que han surgido entre medias sobre la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE).

Además, la tensión que ejerce el déficit estadounidense sobre el dólar se ha relajado al ampliarse en abril menos de lo previsto. Por todo esto, el euro acumula una caída del 11% en el año.

Precisamente, este fin de semana la revista germana la Der Spiegel publicaba una entrevista con el economista jefe del BCE, Otmar Issing, en la que sugería nuevamente que la institución debería recortar los tipos de interés. 'En el pasado, los mercados financieros casi siempre han anticipado correctamente las decisiones del BCE', respondió Issing a la pregunta de si las expectativas de los inversores a un recorte del precio del dinero estaban justificadas.

'Está preparando a los mercados para bajar los tipos de interés y el mercado está respondiendo con la venta de euros y la compra de dólares', dijo Neil Jones, de BNP Paribas, a Bloomberg.

Las declaraciones de Otmar Issing contradicen a la postura que tienen otros miembros la institución. 'El BCE no necesita discutir sobre un recorte de tipos de interés en la zona. No veo motivos para ello', dijo ayer Nout Wellink, miembro del consejo y gobernador del Banco Central de Holanda, en una entrevista concedida a la agencia de noticias Market News Financial.

Aparte de discusiones sobre la política monetaria europea, lo cierto es que las grandes beneficiadas de la caída del euro están siendo las exportadoras. Morgan Stanley calcula que un 21% de las ventas de las empresas de la región procede de Estados Unidos; es decir, vienen en dólares. La firma considera que con una subida del 11% que lleva acumulado el billete verde sobre el euro en 2005 podría impulsar el beneficio de las empresas europeas un 3,5% a finales del ejercicio.

Ahold, DaimlerChrysler, Royal Dutch, Bayer o Basf están entre las entidades del Euro Stoxx 50 que más venden en dólares. Desde el rechazo a la Constitución europea por parte de Francia sus acciones han subido un 4,37%, 5,20% 5,10%, 4,95% y 5,14%.

El mayor pesimismo sobre la moneda europea desde 2003

El pesimismo de los inversores y estrategas sobre la moneda única es el más alto desde 2003. Es la conclusión a la que llega Bloomberg tras una encuesta realizada entre 44 participantes. De ellos, el 80% dijo que la semana pasada había vendido euros contra dólares, que es el porcentaje más alto desde febrero del pasado año. Goldman Sachs se coloca entre los que apuestan por el dólar después de conocer los últimos datos de déficit de Estados Unidos. La firma espera que el billete verde cotice en 1,15 euros en tres meses. Goldman ha mejorado dos veces en las dos últimas semanas las previsiones del dólar.