EDITORIAL

Estrategias americanas

La apuesta de las grandes empresas españolas por América Latina comienza a dar los réditos esperados. Tan sólo en el primer trimestre del presente ejercicio, los beneficios de esos grupos procedentes de la zona ascendieron a 2.821 millones, un 28% de su resultado total. Ello supone un alza del 33% respecto al mismo trimestre del año anterior. Y todo parece indicar que la buena racha continuará.

Los expertos pronostican que tanto este año como el próximo serán buenos para la inversión en la zona. ¿La razón? Aquí, la coincidencia de opiniones también es notable. América Latina se ha convertido en una especie de gran despensa para dos de los nuevos motores de la economía mundial, China e India. Ello, unido a una época de relativa tranquilidad política y de cierto rigor fiscal, ha abonado el terreno para el crecimiento económico y propiciado la mejoría del negocio de las empresas españolas presentes en la zona. Es un buen momento, pues, para sacar rendimiento a una inversión de decenas de miles de millones. Y lo es también para continuar apostando por un mercado de expansión natural para la empresa española.