El Consejo de la italiana Antonveneta seguirá suspendido hasta el 6 de junio

El panorama del sector bancario italiano se embrolla día a día. En medio de la batalla del BBVA por el BNL, y con las informaciones sobre las negociaciones del Unicredito con el alemán HVB en las primeras páginas de la prensa especializada, la operación de compra de Antonveneta por la holandesa ABN Amro se ramifica y llega a los tribunales.

Si ayer se conocía que la fiscalía de Milán investiga al consejero delegado de la BPL y 18 cuentas abiertas en la entidad, que compite con ABN por Antonveneta, hoy se ha sabido que un tribunal de Padua mantiene la suspensión de nombramiento del Consejo de Administración de la opada.

La Antonveneta carece de órgano ejecutivo desde el 30 de abril, después de que ABN pidiese su suspensión por considerar que la representación en él estaba falseada a causa de la existencia de un pacto irregular de la BPL con otros accionistas de Antonveneta. La decisión judicial definitiva sobre el Consejo se producirá el próximo 6 de junio.

También ayer, el regulador italiano (Consob) había pedido a la BNL que aclarase los términos de su segunda OPA sobre Antonveneta. La oferente había lanzado una oferta superior en precio a la de ABN, pero consistente en un intercambio de títulos, pero el Consob, al conocer que la BNL controla más del 30% de Antonveneta, le obligó a presentar una nueva oferta pública que sustituyese a la anterior, fijada en poco más de 24 euros por título, uno más que lo que ofrece la holandesa.