Situación concursal

Los economistas instan a ir a concurso a cientos de miles de empresarios en situación de insolvencia

El Registro de Economistas Forenses (REFor) considera necesario un cambio en la "cultura del cerrojazo" española y que "se pierda el miedo" a ir a concurso para ayudar a reflotar las empresas. El presidente de esta organización, José María de la Cruz Bértolo, recuerda que la nueva Ley Concursal, que entró en vigor el pasado 1 de septiembre de 2004, obliga a que en un plazo de dos meses desde que se conoce una situación de insolvencia, ésta se comunique a las autoridades pertinentes y se vaya a concurso.

Una obligación que contrasta con la situación real, ya que De la Cruz estima que son "cientos de miles" las empresas que arrastran deudas desde hace más tiempo y no han presentado comunicación alguna (el número de concursos es el mismo que antes de la entrada en vigor). Y esto algo especialmente absurdo si se tiene en cuenta que si lo hiciesen, podrían obtener quitas de hasta el 50% y esperas desde hasta 5 años para el pago de créditos.

Cambiar la mentalidad del §cerrojazo§

De la Cruz señala por eso que hay que cambiar la mentalidad de dar el "cerrojazo a la empresa" y de "plantar" a los acreedores y a los trabajadores, y explica que es necesario que los empresarios no esperen hasta el último momento para liquidar la compañía y vayan a concurso mucho antes de lo que se está haciendo ahora.

Recuerda además que una de las opciones para acreedores y trabajadores de las compañías es solicitar por su cuenta la solicitud de concurso, sin esperar a que lo haga la empresa, para evitar que una situación negativa se deteriore aún más.

La posición de De la Cruz es así escéptica, y en ese sentido indica que aún serán necesarios entre 4 y 5 años para que la ley se acerque a su objetivo. Se ha preguntado además si para lograr ese cambio de mentalidad habrá que llegar al extremo de que haya "un gran concurso, de una gran empresa¢, en el que ¢a un administrador bien conocido por el conjunto de la sociedad se le embarguen todos los bienes¢.