Tecnología

'Blu-ray' de Sony podría servir de base para unificar los nuevos formatos de DVD

Dos grandes grupos de empresas liderados por Sony y Toshiba lucha desde hace tres años por imponer la tecnología que han desarrollado para una nueva generación de DVD, en lo que muchos temen podría ser una reedición de la guerra del vídeo que finalizó con la imposición en el mercado doméstico del VHS frente al BETA. Pero en las últimas semanas se ha producido un acercamiento que, según la prensa japonesa, podría desembocar en un acuerdo para usar únicamente el formato Blu-ray de Sony.

La digitalización de los contenidos multimedia ha llevado a cedes y DVDs a lo más alto de las listas de ventas, de donde han desaparecido ya otros formatos analógicos. Para el almacenamiento de vídeo, el siguiente salto previsto promete una mejor definición y mayor capacidad de almacenamiento en discos ópticos, lo que en las cuentas de las firmas de electrónica se traduce en buenas expectativas de nuevas compras de reproductores de DVDs.

Pero los fabricantes no han logrado ponerse de acuerdo aún sobre la nueva tecnología que debe hacer funcionar los nuevos discos. Toshiba, junto con NEC y Sanyo Electric han impulsado una tecnología llamada HD DVD. La tecnología Blu-ray de Sony es respaldada por un grupo que incluye a Dell, Samsung, Apple , Philips, y Matsushita, -fabricante de productos Panasonic-, además de estudios de cine como Walt Disney y Sony Pictures.

Negociaciones para un único formato

A pesar de que importantes compañía de electrónica de consumo como Thomson han anunciado ya que crearán aparatos que funcionen con los dos sistemas, el sector coincide en que el establecimiento de un único tipo de disco y reproductor sería beneficioso para todos.

Según AFP, se espera que el formato Blu-ray sea capaz de almacenar una mayor cantidad de información, pero también necesitará mayores modificaciones de las herramientas de producción actuales, lo que en principio haría que estos dispositivos algo más caros. El software de Toshiba ofrece una transferencia de datos más eficiente y tecnología para la protección de los derechos de autor, dos características que serían incorporadas a un supuesto formato unificado.

Hace unas semanas, tras la confrontación que dura ya tres años, se supo que ambos grupos llevan a cabo conversaciones que podrían derivar en el establecimiento de un formato único. Hoy, fuentes cercanas a las negociaciones citadas por agencias internacionales y la prensa japonesa señalan que se está discutiendo la adopción de un formato unificado basado en la estructura Blu-ray. Sin embargo, esta fuente agrega que aún era incierto si se alcanzaría un acuerdo final, y en este caso cuándo se haría.

Las empresas coinciden en que un formato unificado beneficiaría a los consumidores, pero adoptar el estándar rival podría generar retrasos en el desarrollo de nuevos productos y en el lanzamiento comercial, dificultando una eventual unificación.

Toshiba desmiente el acuerdo

Toshiba ya ha dicho a través de un comunicado de prensa que aún no hay nada decidido. "La información sobre un acuerdo inminente para la unificación sobre la base del sistema de Sony es infundada y errónea", señala.

Por su parte, Sony ha afirmado que quiere proporcionar " la mejor experiencia al usuario" y que la compañía está "abierta a negociar con los que apoyan otros formatos" diferentes a Blue-ray.