Bolsa

La Bolsa española prepara su salida a los mercados

El presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Antonio Zoido, ha informado hoy a la Junta General de Accionistas de la sociedad que ya "se han iniciado los trabajos preparativos para la salida a cotización de la sociedad", en línea con la tendencia marcada por los grandes mercados internacionales.

En su discurso ante la Junta, Zoido ha apuntado que con el inicio de los trabajos para la salida a bolsa de BME se cumple con el compromiso adquirido en el protocolo fundacional de la sociedad, una vez cumplidos dos ejercicios completos desde la constitución de la compañía en febrero de 2002.

A juicio de Zoido, con la salida a cotización de BME, los accionistas podrán obtener una "valoración objetiva de la sociedad gracias al mecanismo rápido y eficiente de liquidez que es la propia cotización", y apuntó que "cotizar en Bolsa proporciona un medio de intercambio que facilita las posibilidades de futuras operaciones corporativas".

Zoido ha anunciado que BME, que obtuvo en 2004 un beneficio neto de

69,2 millones de euros, un 18,3% más que en 2003, prevé centralizar próximamente en un nuevo edificio en Madrid las diferentes empresas filiales que en la actualidad se encuentran diseminadas en diferentes emplazamientos".

Con esta iniciativa, se impulsará "la integración de los equipos humanos, ahorrará costes, facilitará el desarrollo de servicios comunes, consolidará la cultura empresarial e impulsará la unidad de acción".

Zoido ha destacado que la rentabilidad de la Bolsa española se ha situado entre las más altas de los mercados desarrollados, por encima de la de Francia, Alemania, Reino Unido e Italia, mientras que el volumen efectivo negociado en 2004, "se ha incrementado en un 29% respecto al mismo período de 2003 y multiplica por 30 la contratación total de hace una década".

Recuperación de la inversión individual

El presidente de BME ha destacado la "ligera recuperación de la actividad del inversor individual" y apuntó que "el peso de los inversores individuales en la propiedad de acciones cotizadas en la Bolsa es de un 26%, diez puntos porcentuales por encima de la media europea situada en el 16%.

En el transcurso de la Junta General de Accionistas se ha procedido a la renovación parcial del Consejo de Administración y se ha aprobado el nombramiento de Tomás Muniesa como consejero, en sustitución de Fernando Ramírez que ha renunciado a su cargo.

En referencia al primer trimestre de 2005, Zoido ha apuntado que el beneficio neto ha superado los 24,5 millones de euros, un 16% más que en el mismo periodo de 2004, lo que representa una cifra equivalente al beneficio de la Bolsa italiana en todo el año 2004, mientras que el volumen negociado ascendió a 203.785 millones de euros, un 20% más respecto al mismo periodo del año pasado.

La Junta de Accionistas aprobó también la distribución en 2005 de un dividendo ordinario para sus accionistas de 37,8 millones de euros y otro extraordinario de 50 millones de euros.