Según la prensa

Un grupo de consejeros de la Bolsa de Nueva York presentará una contraoferta a la de Archipelago

Un grupo de consejeros de la Bolsa de Nueva York (NYSE), encabezado por el multimillonario y antiguo director del parqué Kenneth Langone, estudiará presentar una oferta para adquirir el grupo y evitar la fusión anunciada con el parqué electrónico Archipelago Holdings, según indicaron fuentes del entorno de la operación. Langone habría mantenido conversaciones con varios ejecutivos durante la semana pasada para calibrar su interés en dicha propuesta y, según el rotativo The Wall Street Journal, esta tarde se producirá una reunión entre Langone y varios ejecutivos de Wall Street.

Al parecer, en Wall Street hay muchos descontentos con los términos de la fusión con Archipelago y consideran que ésta no representa el verdadero valor del parqué. Existe además preocupación sobre un posible conflicto de intereses por parte de Goldman Sachs, que tiene consejeros en NYSE y una participación en Archipelago. Goldman Sachs participó en las negociaciones de fusión como consejero tanto para Archipelago como para NYSE, y participó en la salida a bolsa del parqué electrónico en agosto de 2004 a cambio de 1,7 millones de dólares (1,31 millones de euros) en tasas por la suscripción de la oferta inicial. Goldman además fue un inversor inicial y cuenta con una participación del 15,5% en la compañía.

Asimismo, el consejero delegado de NYSE, John Thain, es un ex directivo de Goldman que supervisaba la inversión de la firma en Archipelago, según reconoció el director general de la bolsa electrónica, Jerry Putman, en una entrevista la semana pasada. Además, el presidente de Goldman Sachs, Henry Paulson Jr, formó parte del consejo de NYSE hasta finales de 2003.

Aunque inicialmente The Wall Street Journal había destacado que Langone y otros consejeros podrían buscar una participación de control en Archipelago para evitar la fusión, fuentes próximas a Associated Press subrayaron que ésa no parece ser la opción elegida. El pasado miércoles, NYSE y Archipelago anunciaron un acuerdo de fusión del que saldría una nueva compañía, NYSE Group, que operaría en el ámbito del corretaje electrónico y pondría fin a dos siglos de control de parqué neoyorquino por parte de los accionistas. Goldman cuenta con consejeros en la Bolsa de Nueva York a través de su firma de especialistas Spear, Leeds & Kellogg. Su participación, sumada a la que controla en Archipelago, le dejaría con una participación ligeramente inferior al 5% en la nueva compañía, según el diario económico.

Goldman descarta un conflicto de intereses

Sin embargo, un portavoz de Goldman Sachs aseguró que la operación no provocaría ningún conflicto y que "si los clientes creen que no hay conflicto, no habrá conflicto". Los 1.366 consejeros de NYSE, sus actuales propietarios, recibirán 400 millones de dólares (308 millones de euros) en efectivo y 70% en acciones en la nueva compañía, mientras que los accionistas de Archipelago controlarán un 30% en la nueva entidad.

Teniendo en cuenta la última venta de puestos en el consejo, por 1,8 millones de dólares (1,4 millones de euros), la compañía está valorada en cerca de 2.450 millones de dólares (1.900 millones de euros), mientras que Archipelago está valorada en 840 millones de dólares (648 millones de euros), basada en su cotización el día anterior al anuncio de la operación. Según estas premisas, cada accionista podría recibir 2.700 millones de dólares (2.100 millones de euros), ligeramente por encima del mayor precio pagado nunca por un puesto en el consejo (2,65 millones de dólares en 1999).

Kenneth Langone es presidente de la firma de inversión Invemed Associates y co-fundador de The Home Depot, con una fortuna personal valorada en 1.200 millones de dólares, según el último ranking de la revista Forbes. Según la revista Newsweek, Langone habría entablado contactos con altos ejecutivos de Merrill Lynch, Bear Stearns, JPMorgan Chase y Lehman Brothers, y al parecer todos ellos estarían dispuestos a estudiar la posibilidad de una contra-OPA.

Langone estuvo en el centro de la polémica que rodeó al ex presidente y consejero delegado del NYSE, Richard A. Grasso, que abandonó la Bolsa en septiembre de 2003, ante la gran polémica suscitada por haber recibido un paquete de compensaciones que ascendió a 187.5 millones de dólares. Así, Langone fue citado junto a Grasso en un pleito civil presentado el año pasado por el fiscal general de Nueva York, Eliot Spitzer, y que pidió 12 millones de dólares en daños por haber llevado a error al resto de consejeros sobre las dimensiones de las compensaciones recibidas por Grasso.