Energía

Endesa inicia un arbitraje contra Repsol YPF por los cortes de gas en el Cono Sur

La crisis de abastecimiento de gas que sufrió Argentina en abril y mayo de 2004 ha terminado con una demanda de Endesa contra Repsol YPF. La eléctrica acusa a la petrolera de incumplimiento de contrato y ha solicitado el inicio de un procedimiento de arbitraje, según recoge la memoria anual de YPF.

Repsol YPF es el principal productor de gas de Argentina, mercado en el que controla el 50% de la producción. Endesa Chile es uno de los clientes de la compañía que preside Antoni Brufau, ya que utiliza gas para generar el 10% de la electricidad que vende en el país.

El problema surgió a raíz de la crisis energética que atravesó Argentina hace ahora un año. El Gobierno de Néstor Kirchner decidió limitar las exportaciones de gas para garantizar el abastecimiento interno.

Esta decisión obligó a las compañías gasistas, entre ellas Repsol YPF, a incumplir los compromisos de suministro. Así, según los cálculos de Repsol, las exportaciones de gas a Endesa Chile pasaron entre abril y marzo de 2003 de 1,8 millones de metros cúbicos cada día a justamente la mitad, 900.000 metros cúbicos.

REPSOL 12,56 1,70%
ENDESA 18,28 0,72%

Repsol YPF admite que 'debió incumplir con cierto compromisos de suministro de gas a clientes del exterior', pero alega para ello razones de fuerza mayor. Algunos de los clientes, sin embargo, rechazan estas argumentaciones de la petrolera, haciéndola responsable por el incumplimiento de la obligación contractual de suministro, según explica la propia YPF en la memoria anual del ejercicio 2004.

Uno de estos clientes fue la propia Endesa, que en enero de este año, según el documento de la filial argentina, 'notificó a YPF sobre el inicio de un procedimiento de arbitraje a fin de resolver la controversia planteada'.

Según Endesa, la petrolera ha incumplido una 'cláusula de ampliación' de la cantidad de gas natural que debía ser entregada, en virtud de un contrato de junio de 2000, y exige por ello una indemnización de Repsol. Endesa no reveló el monto que reclama.

YPF asegura, por su parte, que está analizando 'los antecedentes y méritos del mencionado reclamo' de Endesa, 'por lo que no ha podido establecer con certeza' su fundamento. Fuentes de Repsol señalan que la compañía solicitó permiso para aumentar las ventas de gas a la Secretaría de la Energía y que ésta se lo denegó, por lo que no hubo voluntad de incumplimiento y eso debería eximir de responsabilidad.

Endesa ya avisó en abril de 2004 de la posibilidad de emprender acciones judiciales, aunque por aquel entonces no sabía bien si sería contra Repsol YPF o contra el propio Gobierno argentino.

Otro contencioso

Curiosamente, hay otro contencioso que une a Endesa y a Repsol YPF. EDF Internacional reclama en un arbitraje 69 millones de dólares, 51,6 millones de euros al cambio de ayer, por la venta de la argentina Edenor.

La operación se produjo a principios de 2001. Entonces, YPF y Endesa vendieron al grupo francés su 10% y 40% de la compañía, respectivamente. EDF reclama una compensación, alegando la 'desvinculación de la paridad del tipo de cambio' respecto al dólar antes del 31 de diciembre de ese mismo año. YPF y Endesa sostienen que la devaluación fue en 2002, lo que dejaría a EDF sin derecho a indemnización.

Caja Madrid refuerza su posición en la eléctrica

La caja que preside Miguel Blesa ha elevado un 0,30% la participación en Endesa, un paquete que vale en Bolsa 55 millones de euros. De esta forma, Caja Madrid controla el 5,31% y supera el 5% de La Caixa, que sigue intentando entrar en el consejo de la eléctrica pese a la oposición contundente y manifestada de su competidora. Oficialmente el motivo de las compras es aprovechar excedentes de tesorería para invertirlos y obtener un rendimiento futuro dentro de los movimientos usuales de compras en el mercado. Sin embargo, en el consejo de la segunda caja del país ya se ha planteado la necesidad de reforzar la presencia en participadas como Endesa o Indra, y más ahora con los requisitos de las nuevas normas contables. Además, en la reunión de febrero se volvió a poner sobre la mesa el asunto. Blesa presentó un informe sobre perspectivas de inversión en Bolsa que fue bastante favorable a inversiones en las actuales participadas, según fuentes del consejo. De fondo figura la oposición de Caja Madrid como primer accionista a cualquier movimiento de concentración impulsado por La Caixa que involucre a Endesa y el temor a que el centro de poder pudiera trasladarse a Cataluña.

Fortaleza en Gas

Endesa exhibió ayer su posición en gas en España cuando se discute si la presencia de La Caixa en Endesa y Gas Natural ha de ser incompatible. La eléctrica elevó un 46,6% sus ventas de gas en España. Sumando ventas y consumo propio, fija su cuota en el 10%.

Bruselas estudia la denuncia por el reparto de Kioto

La Dirección General de Competencia de la Comisión Europea (CE) estudia, a raíz de una denuncia de Endesa, si el Plan Nacional de Asignación (PNA) de derechos de emisión de gases contaminantes favorece a las centrales de ciclo combinado de gas en perjuicio de las de carbón, informa Efe.

La compañía energética ha denunciado ante el regulador europeo que el PNA español favorece 'a unas tecnologías sobre otras', al atribuir a las centrales de ciclo combinado derechos de emisión de gases contaminantes superiores a sus referentes históricos, según fuentes de la empresa.

A raíz de la denuncia, el departamento de Competencia del Ejecutivo comunitario analiza si el PNA vulnera la normativa europea sobre ayudas de Estado, según explicó el portavoz de Competencia de la CE, Jonathan Todd.

En cambio, la Dirección General de Medio Ambiente de la CE, que tramita la aprobación del PNA español, no considera 'de momento' que la denuncia revele irregularidades en el plan desde el punto de vista de la directiva comunitaria que regula el comercio de emisiones con gases con efecto invernadero, según dijo a EFE su portavoz, Barbara Helfferich.

Endesa denuncia, según fuentes de la compañía, que el reparto de derechos de emisión beneficia a las empresas con mayor producción eléctrica basada en el ciclo combinado, Iberdrola y Gas Natural, en detrimento de la propia Endesa, cuya producción energética en España y Portugal procede en un 40% del carbón.

'No se trata de que Endesa pueda emitir más o menos, sino que el esfuerzo para cumplir con el Protocolo de Kioto se reparta de manera equitativa', precisaron las fuentes de la compañía.