Opa

Arbitrar con opas, la fórmula más rentable

El nombre de Centaurus Alpha Master ha ganado notoriedad en España en las últimas semanas a raíz de su entrada en el capital de Recoletos, Aldeasa y Terra, tres compañías españolas que están en proceso de ser adquiridas por otras sociedades. Centaurus es un fondo de alto riesgo o hedge fund cuyo objetivo de inversión, según declara la gestora Centaurus Capital en su página de internet, son aquellas compañías en las que va a tener lugar algún evento corporativo o algún cambio de relevancia.

Centaurus es un fondo de alto riesgo que aplica estrategias conocidas como event driven, cuya traducción literal del inglés es 'dirigida por un evento'. Los eventos en los que se centran este tipo de fondos son dos: la adquisiciones y fusiones vía opas y las quiebras o suspensiones de pagos.

Los fondos que aplican estrategias event driven ganaron de media el año pasado un 14,4%, la cifra más alta de todo el sector, según el índice CSFB Tremont. Para 2005, dada la creciente actividad de fusiones y adquisiciones, se espera que lidere también las ganancias.

'En entornos de bajos tipos la financiación es muy barata y se producen muchas reestructuraciones, fusiones y adquisiciones', explica Javier San Pío, director del departamento de fondos de Banif. 'Las compañías han generado un exceso de liquidez que les permite acometer operaciones, incluso tras retribuir al accionista'.

La estrategia de arbitraje de opas es aparentemente sencilla. Consiste en apostar por la subida de la compañía opada y por la caída de la opante, en previsión de que la primera suba y la segunda baje al anunciarse la operación. Lo lógico es pensar que por las acciones de la primera se pagará una prima sobre el precio de mercado; prima que desembolsará la segunda. El riesgo se estas estrategias es que la operación fracase. 'Si existe una lógica empresarial es un arbitraje fácil', explica Bruno Roberti, responsable de Dexia Asset Management en España. 'Pero uno de los riesgos es la falta de transparencia del mercado'.

Los expertos distinguen dos situaciones con las que se puede arbitrar. 'Una es aquella en la que ya se ha anunciado la operación, donde la prima es reducida pero segura', explica Antonio Viola, responsable de Altitude Investments, gestora de fondos de cobertura del BBVA. 'La otra es una situación en la que se pueden predecir operaciones, bien porque hay rumores u otros indicios. En esta situación hace falta tener más olfato'.

El riesgo de que fallen las operaciones obliga a diversificar mucho las apuestas de los fondos. 'El año pasado fue muy bueno, pero entre junio y septiembre fallaron muchas operaciones', advierte Javier Ruiz, de Dexia.

Las pequeñas empresas, en el punto de mira

No es fácil, para el pequeño inversor, acceder a los fondos que arbitran con operaciones de adquisición de empresas. Se trata de fondos de alto riesgo, para invertir en los cuales hace falta mucho capital.

'En España este tipo de estrategias no se hacen ni tenemos las herramientas', afirma Javier San Pío, de Banif. 'Sin embargo, existen fondos de pequeñas compañías que tienen en cuenta este entorno de fusiones y adquisiciones al configurar su carteras'.

Las pequeñas y medianas compañías, conocidas en inglés como small y mid caps, son más susceptibles de protagonizar fusiones y de ser adquiridas que los grandes conglomerados del mercado. A pesar de que estas empresas ya han subido mucho, los analistas siguen apostando por ellas, precisamente por la actividad de compras en el sector.