Acero

El tirón de las materias primas dispara el atractivo de Arcelor

La industria europea del acero lideró ayer el mercado, con una subida media del 1,96%, frente al 0,01% del índice Stoxx paneuropeo. Arcelor (+2,62%) y Acerinox (+1,69%) están entre los ganadores. La subida coincide con un aumento del 71,5% del precio del hierro, que debería minar los márgenes, pero firmas como CSFB mantienen su confianza en el acero y aconsejan comprar.

Asia crecerá este año a tasas del 6,3%, sin contar a China e India, que registrarán crecimientos del 8,5% y el 6,5%, según JPMorgan. Este imparable tirón tiene su repercusión en las materias primas. El último ejemplo es el anuncio de Río Tinto de una subida del 71,5% en el precio del hierro que venderá a la japonesa Nippon Steel. Un aumento que constituye una referencia a escala mundial, según los analistas. Credit Suisse First Boston calcula que el impacto en Arcelor podría ser de una caída del 11% en el beneficio por acción. Pero, como explica Río Tinto: 'estos aumentos reflejan una demanda sin precedentes' en todos los productos. CSFB aconseja comprar acero y señala a Arcelor, que ayer subió un 2,11%, como su 'valor favorito'.

'El comienzo de una fase de compra masiva de acciones por parte de los inversores tiene visos de empezar de forma inminente y nos gustaría tener acciones en el sector, antes de que comiencen a llegar noticias positivas desde China', afirman los expertos de Credit Suisse.

En España, de hecho, ninguno de los sectores potencialmente afectados por el alza de los metales, como podrían ser las acereras y la construcción, se están viendo afectadas. 'El encarecimiento de los metales afecta a muchas compañías, pero siempre va a ir ligado a la capacidad para encarecer el producto final. La cuestión es si Arcelor y Acerinox pueden repercutir a sus clientes el mayor coste y la respuesta es que pueden hacerlo sobradamente', asegura Jordi Falgueras, de Gaesco.

'En la construcción pesan más el ladrillo y el cemento. El impacto de los metales en los márgenes es prácticamente nulo', explica Ramón Carrasco, de Beta Capital.

El sector del automóvil, el gran perdedor

Sólo hay una industria en los que los analistas no tienen dudas de que se ve perjudicada por el encarecimiento de metales: el sector del automóvil. 'Son los grandes perdedores', apunta Alejandro Babío, de Fineco. Moody's resume los problemas que atenazan a la industria: 'competencia feroz, escasa diversificación geográfica, excesivo peso de determinados modelos en la marcha de las ventas y ofertas de financiación cautivas para las compañías'.El primero en anunciar que los elevados precios del acero erosionarán las cifra los resultados ha sido Peugeot, que lo reconoció el miércoles en la publicación de resultados. Peugeot ganó ayer un 3,13%, después de perder el miércoles un 4,76%. Pero la compañía padeció ayer una cascada de rebajas de recomendaciones, como las que anunciaron Hypovereinsbank, ING Financial Markets, ABN Amro o West LB.Otras compañías se vieron ayer afectadas en su cotización. Fue el caso de BMW (-0,25%), Volkswagen (-0,78%) o Porsche (-1,28%).

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En