_
_
_
_
Sector exterior

El déficit comercial supera los 60.000 millones, un 7,6% del PIB

El déficit comercial está desbocado. 2004 se cerró con un desfase de 60.000 millones de euros, un 31% mayor que el año anterior, y ya supone el 7,6% del PIB. El Gobierno espera que la aportación negativa al crecimiento se reduzca en 2005 al 1%, frente al 1,7% actual.

El agujero comercial está alcanzando proporciones alarmantes. El año pasado, el aumento nominal de las importaciones, 12,5%, dobló el de las exportaciones, para alcanzar un déficit de 60.700 millones. Esta cifra supone un incremento del 31,1% respecto al año anterior, frente al 10,3% de 2003, o la ligera reducción de tres y cuatro puntos en 2002 y 2001, respectivamente. El agujero supone ya un 7,59% del Producto Interior Bruto. A modo de comparación, el déficit comercial estadounidense, aunque es ocho veces mayor que el español en términos absolutos, representa un 5,3% de su PIB.

Las cifras del mes de diciembre, presentadas ayer, son aún más desalentadoras: el déficit aumentó un 44,2% interanual, y la tasa de cobertura quedó en un pírrico 66,6%. Es decir, por cada tres euros comprados en el exterior, sólo se vendieron dos. El Gobierno espera que el sector se lleve menos tajada del PIB en 2005: el objetivo es que reste al crecimiento económico un 1%, frente al 1,7% de 2004. El secretario de General de Comercio Exterior, Alfredo Bonet, afirmó ayer que el Ejecutivo espera en 2005 un aumento de las exportaciones similar al del año pasado (en torno al 6,5%), mientras las importaciones se moderarían ligeramente (9%, frente al 12,5% de 2004).

Aunque el Gobierno se agarra a la subida de las exportaciones del 6,3% frente al 5,4% de 2003 para hablar de 'dinamismo exportador', lo cierto es que el comercio mundial creció el último año un 8%, es decir, más rápido que las ventas españolas. La explicación del Ejecutivo se divide en dos partes: la más preocupante, refleja la pérdida de competitividad de los productos españoles, debida al diferencial de inflación respecto a la zona euro y a la apreciación de la propia moneda única. Para mejorar el panorama a medio plazo, el Gobierno presenta probablemente hoy mismo un paquete de medidas de fomento de la competitividad.

Dependencia de la zona euro

La otra explicación es 'la atonía de la demanda interna de algunos de nuestros socios comerciales'. El déficit comercial respecto a Alemania alcanza ya los 16.300 millones, casi la cuarta parte del total. El Gobierno espera mejoras cuando se recupere ese mercado, pero reconoce el exceso de dependencia general respecto de la zona euro.

El Ministerio de Industria prepara un Plan integral de desarrollo de mercados, que busca dinamizar las exportaciones en países no integrados en la UE. Las exportaciones hacia estos países crecieron el doble que hacia miembros de la UE.

En el plano material, las rúbricas de semifacturas, automóvil y bienes de equipo siguen suponiendo cerca de dos terceras partes de los intercambios comerciales de España con el exterior. El mayor aumento en las importaciones se debió a la subida del crudo de 2004: la factura energética se encareció un 22%.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_