_
_
_
_
Resultados

Las cajas ganan un 15% más gracias a la aportación de sus participadas

Más peso de las participadas en la cuenta, más negocio por las hipotecas y los fondos y control de gasto. Fue la receta de las cajas para ganar un 15,1% más el año pasado, hasta 5.181 millones. Sin la cartera empresarial, el beneficio hubiera sido un 37% menor.

Las 47 cajas españolas exhibieron un mayor crecimiento que en 2003, cuando ganaron un 12,6% más. 2004 ha sido 'un buen año', a decir del propio sector. La aportación de las participaciones empresariales ha sido vital para la cuenta.

Vía dividendos, la cartera industrial ha aportado 1.383 millones, lo que le ha permitido presentar un margen financiero (el que resulta de prestar dinero y captar depósitos) positivo, con un alza del 4,5%. Y, por otro lado, los resultados proporcionales (por consolidación o puesta en equivalencia) las empresas han aportado 1.119 millones (1.067 millones corresponde a La Caixa), según los datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA). Sin estos dos pilares, el beneficio hubiera sido un 37% inferior.

Las cajas niegan que su estrategia de inversión en cartera industrial sea resultado de una toma de posición 'agresiva' sino el resultado de 'una buena gestión de los activos', explican fuentes de la CECA. Con unos tipos de interés en descenso desde 1993 y ahora en mínimos, las cajas pasaron de tener el 27% en el mercado interbancario al 10% el año pasado. Optaron por un activo que les diera mayor rentabilidad y triplicaron las participaciones empresariales. 'No hay otro sector que pueda exhibir inversiones tan rentables como éstas pero también prudentes', señalan las citadas fuentes. Y rechazan que esta estrategia 'ponga en riesgo el ahorro de los clientes'.

'No hay sector que pueda exhibir unas inversiones tan rentables', dicen las entidades de ahorro

Las plusvalías latentes que acumulan en esta cartera ascienden a 11.139 millones. Y en el último año, gracias a la mejora de la Bolsa, han crecido un 72,6%.

Las cajas quieren defender su cartera industrial, que consiguieron aprovechando que los bancos empezaron a vender participaciones que no consideraban estratégicas, desinversión que se aceleró entre 2000 y 2003 por la crisis bursátil. De hecho, el presidente de la CECA, Juan Ramón Quintás, hizo una encendida defensa del sentido que tienen estas inversiones para el sector durante su intervención en un foro financiero la semana pasada.

Las entidades están molestas porque se pueda cuestionar su papel como accionistas en empresas. Y en los últimos días el debate ha vuelto a saltar a la palestra a raíz del proyecto de las seis cajas andaluzas para poner en marcha un banco de inversiones. Tanto el vicepresidente económico, Pedro Solbes, como el gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, han mostrado sus reservas al plan.

En cuanto a la circular de la CNMV que regula el informe de buen gobierno y la información en la web para aquellas que emitan deuda o valores, las cajas reaccionan como era de esperar. 'La regulación de las cajas siempre ha sido más dura que la de los bancos', señalan en el sector. Piden de nuevo igual 'exigencia' para los bancos y las cajas.

Aunque confían en que uno de los puntos más espinosos, dar información sobre créditos a partidos políticos, se restrinja sólo a aquellos que están presentes en los órganos de gobierno de la caja.

En cuanto al resto de la cuenta, los márgenes crecieron por encima del 6%, salvo el financiero. Los ingresos por comisiones crecieron un 13,5%. Mientras, el control de gastos hizo posible que éstos crecieron un 4,7% y así la ratio de eficiencia (peso de costes sobre ingresos) mejoró desde el 59,8% al 578,3%.

Las prejubilaciones les costaron 523 millones que lograron compensar con venta de inmuebles, entre otros extraordinarios.

Hipotecas: El 'riesgo' de que la UE imponga una información exhaustiva

El Banco de España ha advertido en varias ocasiones a los bancos y a las cajas que tienen que informar mejor al cliente del impacto que una subida de tipos puede tener en la cuota mensual que pagan por la hipoteca. Es 'responsabilidad de las entidades y de los usuarios', dijo la semana pasada el gobernador, Jaime Caruana. Las cajas asumen un mayor esfuerzo en la información. Pero se muestran alarmadas por el 'riesgo' de una actual tendencia en la UE a regular para 'proteger en extremo al consumidor', señalan fuentes del sector. Pero están más preocupadas por alguna directiva, como la de créditos al consumo, que en principio impone a las entidades ser responsables del préstamo suscrito por el cliente y le da la posibilidad de renunciar a la operación en dos semanas. 'Esto es una barbaridad'. En transparencia, sin embargo, el sector cree que la regulación irá a más para todos.

Perspectivas: El beneficio puede frenar su crecimiento hasta el 5% este año

Ese ejercicio se presenta mucho más duro que el anterior. El beneficio crecerá al menos un 5%, estima el sector, pero eso es un freno considerable comparado con 2004. Como las cajas no esperan una subida de tipos hasta el segundo semestre del año, tendrán que seguir combatiendo el estrecho margen financiero con mayor negocio. Las hipotecas seguirán siendo motor pero se ralentizarán. Aunque no bruscamente porque los créditos totales pasarán de crecer un 21% al 20%, según calculan las entidades. Seguirán reforzando la venta de productos como los fondos de inversión y de pensiones, que son los que más crecen. De ahí viene parte del incremento de ingresos por comisiones que registra el sector. Las cajas, como los bancos, defienden el cobro de comisiones 'para cubrir costes' de servicios. Aunque en algunos casos eran gratuitos y ahora pasan a cobrarse.

Ganan cuota a los bancos en créditos

Las cajas exhiben con orgullo que 2004 ha vuelto a ser un ejercicio de triunfo sobre los bancos. Han ganado cuota tanto en créditos, como en depósitos y fondos de inversión, aunque en este último negocio los bancos siguen llevando la voz cantante. A noviembre las cajas contaban con el 48,8% de los recursos de clientes y el 47,96% de los créditos. En fondos, la cuota es del 27,7%.Los préstamos crecieron un 20,7% el año pasado, hasta 450.906 millones de euros. El ritmo de crecimiento está muy por encima del de los bancos, que crecieron un 13,6% hasta noviembre. Mientras, los recursos captados a clientes de las cajas aumentaron un 16,2%, hasta 467.769 millones. Como dato llamativo, los contratados por las administraciones públicas se incrementaron un 31,9%, hasta 18.094 millones.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_