_
_
_
_
_
Turismo

El sector español suspende el examen de calidad-precio

Como cada año desde 2001, el World Travel & Tourism Council (WTTC), la organización mundial del sector turístico, ha calibrado la situación de esta industria en más de 200 países partiendo de parámetros como el nivel de infraestructuras o el desarrollo generado por el turismo.

España supera con creces cuatro de los ocho exámenes (medio ambiente, tecnología, recursos humanos y situación social), pero cae hasta el puesto 95 del ranking en la competitividad de sus tarifas.

Con un precio medio por habitación de hotel de 102,88 dólares, España obtiene sólo un índice de competitividad de 29 puntos en una escala en la que el 100 marca la mejor relación calidad-precio. Competidores emergentes como Marruecos, Croacia o Turquía mejoran sensiblemente esa posición.

El semáforo del WTTC se sitúa en ámbar para España en cuanto a la a apertura al exterior, las infraestructuras y el impacto del turismo en el desarrollo del país.

España obtiene los mejores resultados en medio ambiente (quinta posición en el ranking mundial) recursos humanos (13), situación social del país e introducción de las nuevas tecnologías en el sector turístico.

El WTTC elabora cada año, con la ayuda del instituto de investigación Christel de Haan de la Universidad de Nottingham, este semáforo de la competitividad en el sector turístico. La organización mundial del turismo aspira a que las estadísticas sirvan no sólo para medir la competitividad de cada país, sino también para planificar a largo plazo la evolución del sector.

El consejo recuerda que el turismo es una de las mayores industrias de la economía mundial, origen más o menos del 10% del producto interior bruto mundial y generador de más de 200 millones de puestos de trabajo.

En una actividad de esta envergadura, el WTTC considera que instrumentos como los estudios de los mercados nacionales y los índices de comparación pueden ayudar a evitar la improvisación.

La organización asegura que el año pasado París incrementó un 30% el presupuesto de la autoridad nacional de turismo (la Maison de la France) tras un informe de la organización que auguraba el destronamiento de Francia como primer destino mundial. El nuevo líder in péctore, como en tantas industria, no era otro que China.

El gran país asiático, sin embargo, ha perdido este año su liderazgo en el ranking de competitividad de precios y se ha ido hasta el puesto 16 (en infraestructura y recursos humanos sigue todavía muy alejado de la cima).

Brasil encabeza en esta edición la relación calidad precio, seguido por India y Etiopía. Los países donde el turismo tiene un impacto más benéfico en la sociedad son Fiji, Maldivas y Seychelles. El impacto económico no siempre es proporcional al político.

Curiosamente, el Parlamento Europeo pedía en septiembre la suspensión de la ayuda de la Unión Europea (salvo la humanitaria) a las islas Maldivas ante lo que considera una falta de respeto de su Gobierno a los derechos humanos.

Y este mismo mes de diciembre, la organización francesa Reporteros sin Fronteras denunciaba los ataques del Gobierno de Seychelles contra el único diario independiente del archipiélago.

Malta, Singapur y Barbados aparecen al frente de la clasificación de países sobre la calidad de las infraestructura. Y Noruega, Japón y Suecia encabezan la calidad de vida general de los destinos turísticos mundiales.

Los recursos humanos, principal valor añadido

España y Portugal baten a sus competidores más directos en el sector turístico en materia de recursos humanos. El índice elaborado por el Consejo Mundial del Turismo (WTTC, en sus siglas en inglés) otorga a ambos países en ese parámetro 92,05 puntos en una escala de 100. Francia se queda a cuatro puntos por detrás, Grecia, a ocho e Italia, a 10. La distancia es mucho mayor aún con los rivales de fuera de la Unión Europea. Croacia o Brasil se sitúan por debajo de la marca de los 70 puntos y Marruecos (10), Túnez (33) o Turquía (44) aparecen a la cola de la clasificación mundial en este apartado.Los 10 puestos de cabeza los ocupan países desarrollados, con Australia, Bélgica y Finlandia al frente; España se sitúa en decimotercer lugar. 'La evolución de los recursos humanos es importante para el turismo', advierte el WTTC. Su índice mide la calidad de la mano de obra disponible en cada país a partir de datos tan variados como la esperanza de vida, la tasa de analfabetismo, el nivel de educación o la tasa de empleo. También se toman en cuenta variables como la formación profesional o la proporción de mujeres en el mercado laboral. La mayoría de los datos proceden de la ONU o del Banco Mundial.El empleo en el sector turístico supone el 8,7% del mercado laboral español, pero indirectamente alcanza el 22,2%, una de las tasas más altas del ranking mundial del WTTC. Sólo países cuya actividad económica gira casi totalmente en torno al sector turístico (Bahamas, Vanuatu o Maldivas) aparecen por encima.En total, el turismo genera en España casi millón y medio de empleos directos, según los datos del Consejo Mundial.

Cambios

El ranking del Consejo Mundial de Turismo presenta vuelcos radicales de un año a otro. Ninguno de los diez países con mejor competitividad en precios en 2003 (cuando Laos ocupó el primer lugar) aparece en la cabeza de la clasificación de 2004.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_