Operación

Competencia decidirá sobre la unión de Shell y Cepsa para suministrar combustible a aviones

El Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) deberá decidir si el consorcio creado por Shell España y Cepsa a través de una joint venture para suministrar combustible a los aviones en los aeropuertos españoles atenta contra las reglas del mercado, una vez que Bruselas considera que la iniciativa no tiene impacto alguno fuera del contexto nacional.

De esta forma, la Comisión Europea deja en manos de las autoridades españolas el análisis sobre los efectos que puede tener la entrada en el mercado del deberá decididfrconsorcio, denominado SIS, en términos de competencia.

"España nos ha solicitado un informe sobre el caso, pero como la creación de SIS no tiene impacto fuera del país, la Comisión ha considerado que las autoridades nacionales de competencia son las que están mejor situadas para evaluar el impacto competitivo de la operación".

SIS ha sido creada para proporcionar combustible a las aeronaves en los aeropuertos españoles y su nacimiento surge tras la liberalización de los servicios de asistencia en tierra (handling) por la directiva europea 96/67/EC.

A juicio de Bruselas, el consorcio supone que Shell y Cepsa estén integradas de forma vertical como suministradores de combustible, lo que situaría a ambas compañías en una "fuerte posición" dentro del mercado, especialmente en el caso de los aeropuertos de Málaga y Sevilla.