_
_
_
_
_
Foro Cinco Dias

'El mantra de este Gobierno es la productividad'

La única vía para paliar la pérdida de competitividad causada por el diferencial de inflación respecto a la zona euro es aumentar la productividad'. Miguel Ángel Fernández Ordóñez resumió así la opinión del Gobierno de Rodríguez Zapatero, para el que la productividad ha pasado a ser, junto a la estabilidad presupuestaria y la transparencia, la gran prioridad económica. Según el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, no se podrá seguir creando empleo sin mejorar la productividad: 'En España llevamos 50 años respondiendo a los retos económicos, pero ya no se puede recurrir a las devaluaciones para mejorar la competitividad. Las empresas deben saber que ningún gobierno va a poder devaluar la moneda. La única solución es la mejora de la productividad, y ésta depende fundamentalmente de las propias empresas'.

En cuanto al papel del Gobierno, Fernández Ordóñez explicó que se centrará en fomentar la liberalización de los mercados 'más allá de la retórica de los últimos años', y en aumentar la inversión en I+D+i, además de mejorar los procedimientos para que las empresas utilicen las ayudas en este campo. En su opinión, existe consenso en la sociedad española respecto a la importancia de la productividad, y celebró el 'cambio de opinión' del Partido Popular en este sentido. También hay coincidencia en cuanto a la necesidad de la estabilidad presupuestaria. El dirigente socialista recordó que en estos meses se han aprobado en las Cortes unos objetivos de superávit en las cuentas públicas para los próximos tres años del 0,1%, 0,2% y 0,4%, respectivamente. 'Y hemos contado con el apoyo de ERC e IU; curiosamente, el PP, que comparte el objetivo de estabilidad presupuestaria, ha votado en contra. Ellos sabrán por qué lo han hecho'.

El secretario de Estado señaló que el actual periodo de bonanza económica se inició inmediatamente después de la crisis de 1992 y 1993, a raíz de las grandes decisiones económicas del último Gobierno de Felipe González. 'Entonces se devaluó la peseta un 20%, lo que puso a nuestras empresas en una situación competitiva mucho mejor. Los Gobiernos que devalúan la moneda pierden prestigio en el corto plazo, pero producen una mejora de la competitividad que deja las cosas más fáciles para los que les suceden'.

Garantía ante Gobiernos irresponsables

La otra gran decisión, en palabras de Fernández Ordóñez, fue la de entrar en el euro: 'La moneda única es un seguro frente a gobiernos irresponsables. Los empresarios saben que los tipos de cambio y de interés no van a cambiar por decisiones caprichosas, y eso aporta confianza. El euro ha llevado a unos tipos de interés en su nivel mínimo en medio siglo, y a un tipo de cambio estable para el 60% de nuestras exportaciones las realizadas a otros países de la zona euro'. Otra iniciativa del Gobierno de González fue el Pacto de Toledo, origen, para Fernández Ordóñez, de la actual bonanza de la caja de la Seguridad Social, 'con un fondo de reserva superior al de Francia'.

En cualquier caso, el secretario de Estado diferenció un periodo de crecimiento 'sano', desde 1994 hasta 1999, del cosechado a partir de entonces, cuando comenzaron a mostrarse los signos de pérdida de competitividad motivados por el diferencial de inflación con la UEM, y el excesivo peso de la construcción en el crecimiento.

Fernández Ordóñez criticó a quienes 'antes nadaban en una ciega autocomplacencia sobre el terreno económico, y ahora encuentran que todo va mal. Nosotros somos conscientes de que existen riesgos para nuestro modelo de crecimiento, y estamos trabajando para perfeccionarlo'. Frente a los 'pesimistas crónicos', Fernández Ordóñez ironizó al 'tener que dar una mala noticia: el segundo semestre del año está yendo incluso mejor que el primero'. El secretario de Estado desgranó varios indicadores que reflejan una actividad española 'en su mejor momento desde hace cuatro años': el indicador sintético de actividad crece un 4% interanual; los pagos a cuenta de sociedades, un 22%; la demanda de bienes de equipo, un 9%; y la producción industrial, un 2%. Al mismo tiempo, la utilización de la capacidad productiva llega al 80,5%. Tras enumerar estas cifras, Fernández Ordóñez llamó a la prudencia, para aprovechar la época de bonanza: 'Acumulamos solidez, por si algún año vienen mal dadas'.

Cuentas públicas: Sensación de confort en el Ecofin

 

 

El buen estado de las cuentas públicas sugirió al secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos una frase evocadora: 'No se pueden imaginar la sensación de confort que tengo en las reuniones del Ecofin'. Los cónclaves de los responsables de Economía de la UE muestran las buenas notas de España y los apuros de países como Alemania o Francia, que superan el límite de déficit público marcado en el 3% del PIB por el Pacto de Estabilidad. Fernández Ordóñez señaló que otro 'motivo de tranquilidad' es la progresiva reducción de la deuda pública, que se situará el año próximo en el 46% del PIB.

Transparencia: æscaron;nicos límites, la privacidad y la seguridad

 

 

Junto al equilibrio fiscal y al fomento de la productividad, la tercera prioridad de los presupuestos del Gobierno socialista es la transparencia. Fernández Ordóñez afirmó que se ha pedido a los Ministerios la información de que disponen y no publican, y la que publican en papel y no en Internet: 'Hay gran cantidad de datos de los que dispone el Estado que se van a ir dando, porque no son propiedad de éste, sino de los ciudadanos. El objetivo del Gobierno es llegar a conseguir que sea pública toda la información de que disponen las Administraciones, salvo aquélla que afecte a la privacidad de los individuos o a la seguridad del Estado'. El número dos de Economía recordó que este modelo se aprobó por ley en Suecia, uno de los países más ricos de la UE, en el siglo XIX. 'Las decisiones deben tomarse tras el debate de la sociedad, y, para que éste se produzca, los ciudadanos deben disponer de toda la información relevante'.

Inflación: 'El diferencial es alto, pero está bajando'

 

 

Una de las mayores nubes que se ciernen sobre la economía española es la inflación. El responsable socialista reconoció que el diferencial de precios respecto a la zona euro es una amenaza para la competitividad, pero recordó que se está acortando. 'Si exceptuamos un año, el diferencial es el más bajo en el último lustro', explicó, al calcular en un 0,9% la media de este año, frente al 1% de 2003 o el 1,3% de 2002. Para Fernández Ordóñez, el 80% de este margen se debe al diferencial de demanda, y el 20% a la menor competitividad. 'En todo caso, hay que avanzar en este sentido', reconoció.

Más información

Archivado En

_
_