Bolsa

Abengoa rebaja un 33% el precio de salida a Bolsa de Telvent

Telvent GIT, filial tecnológica de Abengoa, rebajó ayer sus pretensiones antes de debutar en el Nasdaq. La firma española colocó 8,7 millones de acciones a un precio unitario de 9 dólares. El valor comenzó a negociarse un 33,3% por debajo de la previsión media inicial.

El proceso que Telvent GIT abrió el 5 de mayo con la solicitud de admisión en el Nasdaq concluyó ayer con la oferta de 8,7 millones de acciones (el 30,3% de sus títulos en circulación) procedentes de una ampliación de capital.

El precio sorprendió en el mercado español: 9 dólares frente a una horquilla orientativa de 12,5 a 14,5 dólares. La operación, conducida por Merrill Lynch, Lehman Brothers y SG Cowen, se saldó con el ingreso de 61,8 millones de euros -antes del descuento de gastos-, frente a los 117 millones que se habían señalado como techo.

'La meta no era recaudar más o menos, sino conseguir salir a Bolsa en el mercado de mayor capitalización del mundo', declaró a Efe el presidente de Telvent, manuel Sánchez Ortega, obviando el hecho de que en realidad la capitalización del Nasdaq no alcanza ni siquiera la tercera parte de la de la Bolsa de Nueva York.

Tras la salida a Bolsa, Abengoa mantiene un 63,4% del capital de Telvent GIT, especializada en productos y soluciones tecnológicas para los sectores de energía, tráfico, transporte y medio ambiente. La capitalización bursátil de la firma, que tiene en circulación 28,7 millones de acciones, ronda los 200 millones de euros.

A la oferta inicial de 8,7 millones de acciones puede sumarse en el próximo mes un nuevo paquete de 1,3 millones contemplado en la opción de compra (green shoe) de la que disfrutan los participantes en la operación. De ese nuevo papel prácticamente 1,2 millones de títulos serían de nueva emisión y 107.900 están en manos de directivos.

Detrás de Jazztel y Terra

El grupo industrial sevillano declaró ayer a la CNMV que gracias a 'este hito en la historia en la empresa española' -sus portavoces insisten en que Telvent es la primera compañía nacional que entra en el Nasdaq tras una colocación de acciones aunque antes ya lo hicieron Jazztel y Terra- podrá continuar su expansión en el sector de tecnologías de la información.

La matriz asegura que con la obtención de fondos podrá financiar el crecimiento de Telvent GIT y su inversión en I+D. 'La puesta en valor de la participada generará para Abengoa un resultado neto del efecto impositivo de 19 millones de euros aproximadamente', citaba en la notificación remitida a la CNMV. Y añadía la previsión de destinar parte de la plusvalía 'a la dotación de provisiones para el saneamiento de riesgos en el exterior, especialmente en Iberoamérica'.

Precisamente es Suramérica uno de los principales polos de negocio de Telvent. Sus sistemas gestionan allí el 70% de los movimientos de hidrocarburos por oleoductos y gasoductos, fruto de contratos firmados con Repsol YPF en Argentina, Pemex y Gas Natural en México, PDVSA en Venezuela y Petrobras en Brasil. Además tiene presencia en el sector eléctrico -es responsable del Sistema de Gestión de la Distribución Eléctrica de Río de Janeiro- y ha contribuido en el desarrollo de la tecnología que controla el tráfico urbano en algunas capitales.

Otras zonas de expansión para la empresa, que el año pasado logró el 56% de sus ingresos en España, son Norteamérica y China.

Estreno muy discreto

La incertidumbre sobre las causas de la rebaja del precio de Telvent fue motivo para que los ahorradores castigaran a Abengoa, cuyo valor cayó un 3,1% en la Bolsa española. Por su parte, las acciones de Telvent se estrenaron en el Nasdaq con una mínima subida inferior al 1% en los primeros compases de cotización, mientras los colocadores trataban de sostener la acción para que no cayese por debajo de los 9 dólares a que se habían vendido.

Algo más tarde y más barato de lo previsto

En conexión telefónica con Telvent se podía percibir ayer la calma tensa que se vivió en la sede madrileña de la filial de Abengoa.

Las previsiones apuntaban a una noche tranquila y a un estreno por todo lo alto en el Nasdaq, a las 15.30 horas.

Javier y Felipe Benjumea estaban en Nueva York a la espera del visto bueno de la SEC para pisar el parqué del mercado tenológico. Representaban a la matriz y estaban acompañados por el presidente de Telvent, Manuel Sánchez Ortega. Pero la primera noticia fue negativa: el valor iba a rebajarse un mínimo de dos dólares y medio. Incluso fue peor: al final perdió un 33,3% en el camino, de los 13,5 dólares de media de la banda orientativa a los 9 dólares.

Fueron pasando los minutos sin noticias desde América, pero los portavoces de la compañía se mantenían en una posición de obligado optimismo: 'Google también tuvo que recortar sus pretensiones', llegaron a comentar fuentes cercanas a la colocación, 'esto no es ni mucho menos un desastre'. Valga la comparación aunque Telvent no haya dejado directivos multimillonarios como sí hizo la OPV del popular buscador en internet.

Después de las 18.30 ya se hablaba de 'éxito y euforia' en la sede de Alcobendas: los directivos españoles posaban junto al vicepresidente regional del Nasdaq, Jeff Singer, en la tradicional ceremonia de cotización.

Telvent había ofrecido antes una de cal y otra de arena en el folleto informativo de su OPS. El brazo tecnológico de Abengoa no tiene planes de repartir dividendos, pero asegura que buena parte de los dólares obtenidos irán destinados a compras y alianzas.