Crisis energética

El precio del petróleo vuelve a pulverizar su récord

El precio del petróleo continúa su escalada y alcanza un nuevo máximo histórico en Londres y Nueva York. El barril de crudo brent, de referencia en Europa, ha cerrado en 48,9 dólares, mientras el West Texas ha llegado a superar los 53 dólares como último precio récord.

La decepción provocada por la pobre subida de las reservas de EE UU no ha hecho más que agravar la preocupación del mercado en cuanto a una posible falta de abastecimiento internacional.

El miedo a que la oferta de petróleo actual no sea capaz de hacer frente a las necesidades de la demanda se traduce hoy en nuevos precios nunca vistos. Los ataques terroristas, la situación en Irak y los efectos de los huracanes tropicales sobre la producción se unen al bajo nivel de reservas del principal demandante de crudo del planeta: Estados Unidos.

Ayer, el Departamento de Energía indicó que la producción media de petróleo se situó en septiembre en 5,03 millones de barriles diarios, el menor nivel registrado en más de 50 años. Las reservas petrolíferas de EE UU se han ido reduciendo durante la última década, pero el último cálculo acusa el impacto del huracán Iván en las plantas del Golfo de México, que produce una cuarta parte del petróleo que va a parar a la primera economía mundial. Por los estragos causados por los fenómenos meteorológicos se extraen 470.000 barriles por día menos de su ritmo habitual. Con estos datos en la mano, el Departamento de Energía cree que se necesitarían entre 45 y 90 días para que la oferta en la zona vuelva a la normalidad.

Además de todos estos factores que tan bien conocen los inversores, el crudo se encarece también por la falta de capacidad de refino, especialmente en EE UU, donde los cuellos de botella en la elaboración de productos derivados del crudo hacen temer una escasez, sobre todo de gasóleo para calefacción, con el invierno en puertas.

La escalada de precios tiene también un fuerte componente de especulación y que ayuda a que la tendencia alcista prosiga a corto plazo. Los especuladores siguen presionando al alza la cotización del barril aprovechando una situación de incertidumbre marcada por temores a problemas de abastecimiento que, según insiste la OPEP, no existen de hecho porque el suministro real supera el consumo y no hay síntomas de escasez. El precio del barril que comercializa el cártel también ha pulverizado esta mañana su propio récord, pagándose por encima de los 44 dólares por primera vez desde que se adoptó como referencia de los pasíses exportadores. Cotiza hoy a 44,26 dólares.