Cada día un análisis

Los fondos de negocios tradicionales van bien

En España se distribuyen en este momento 19 fondos que invierten en el sector de la energía (y en los de agua, gas y electricidad) y siete que lo hacen en empresas dedicadas a la explotación de recursos naturales. En 2004 la rentabilidad media acumulada de los primeros (medida en euros) es del 11,85% y del 8,85% la de los segundos. A lo largo de los tres últimos años, ambas categorías tienen aún pérdidas, del 8,59% y del 4,73%, respectivamente, en media anual.

La subida del precio de las materias primas en general y del petróleo en particular han favorecido la marcha de estos fondos y parece que van a seguir haciéndolo en un futuro próximo. Por ahora se están viendo beneficiados por la actividad inversora/especulativa de otro tipo de fondos, los hedge funds, que toman posiciones en futuros sobre materias primas.

Recientemente ha sido el precio del aluminio el que ha alcanzado niveles no vistos desde hacía casi nueve años impulsado por la fuerte demanda de China y de Estados Unidos. La demanda de aluminio tiene que ver también con el encarecimiento rápido y prematuro de otros metales, a los que está sustituyendo actualmente.

El fondo con mayor revalorización en el año, 28,56%, es el MLIIF New Energy A2 USD de Merrill Lynch que, como su nombre indica, invierte en empresas energéticas como Hydrogenics, Fuelcell Energy, Intermagnetics o Gamesa.