Congreso

Fidalgo será hoy reelegido líder de CC OO hasta 2008, aunque pierde apoyos

El octavo congreso confederal de Comisiones Obreras reelegirá hoy a José María Fidalgo como secretario general hasta 2008. No obstante, se espera que obtenga el respaldo de cerca del 60% de la organización, frente al 71% de hace cuatro años. Agustín Moreno también será candidato a la secretaría general.

Por primera vez en la historia de Comisiones Obreras hoy habrá dos candidatos a la secretaría general del sindicato. Los 1.001 delegados asistentes al octavo congreso confederal de CC OO tendrán que elegir hoy entre José María Fidalgo, actual secretario general, y Agustín Moreno, el líder del sector crítico desde hace diez años.

Todo indica que no habrá grandes sorpresas en el resultado final y que Fidalgo conseguirá el respaldo de alrededor del 60% de los delegados, tal y como preveía la mayoría confederal.

El sector mayoritario estuvo intentando hasta la madrugada de ayer dividir al sector de Moreno, de tal manera que los críticos presentaran dos listas a la Comisión Ejecutiva, una de las cuales sería integrada finalmente en las listas de Fidalgo y apoyarían a este último a la secretaría general, con lo que el líder de CC OO se aseguraría quizás un porcentaje incluso superior al 60% esperado.

Esto no fue posible ya que el sector crítico adoptó ayer una resolución 'unánime' en la que rechaza llegar a acuerdos por separado con la mayoría confederal que lidera Fidalgo.

Además de no dividirse, los críticos después de diez años en la 'oposición', sí podrán votar esta vez a su líder para la secretaría general. Aunque se mantiene la duda, debido a que la votación es secreta, de si todos los delegados votarán a sus respectivos líderes o 'habrá alguna fuga que perjudicaría a Fidalgo', según fuentes de la mayoría.

Los seguidores de Rodolfo Benito, que conforman la tercera corriente del sindicato, no tendrán, sin embargo, la oportunidad de votar a su líder, que anunció ayer que no presentaba su candidatura personal aunque sus partidarios sí presentaron una lista a la Comisión Ejecutiva.

De esta manera, y según la mayoría de los cálculos, está claro que Fidalgo perderá un número importante de apoyos respecto al anterior congreso confederal en el que obtuvo el 70% de los apoyos.

Ensayo general

A modo orientativo sobre el reparto de fuerzas, ayer se votó la enmienda a la totalidad al programa de acción para los próximos cuatro años, que presentó la Corriente Alternativa de Benito y que fue rechazada por el 59,1% de los delegados de los 880 delegados presentes y obtuvo el respaldo del 29,9% y la abstención del 11% restante.

Además de la presentación de las candidaturas a la secretaría general y a la comisión ejecutiva, durante el día de ayer se escucharon las intervenciones de las distintas corrientes del sindicato respecto al informe general de balance de los últimos cuatro años presentado el miércoles por José María Fidalgo en la sesión inaugural. El candidato Agustín Moreno centró sus críticas en el contenido de la gestión mientras que el secretario general de la Unión Regional de Madrid, Javier López, seguidor de Benito, arremetió contra las formas de Fidalgo en la toma de decisiones al considerar que no ha respetado la pluralidad interna y ha abusado de su autoridad.

Moreno aseguró que 'en algunas ocasiones' ha llegado a 'sentir vergüenza de los secretarios generales que se consideran muy amigos de los ministros del PP', al tiempo que trata como enemigos a los disidentes internos del sindicato.

Los 'santones' del sindicato

El líder del sector crítico fue uno de los protagonistas de la anécdota más comentada de la jornada de ayer. Moreno no pudo terminar su intervención en la que anunció que votaría en contra del informe de gestión, porque la presidenta de la mesa, María Jesús Paredes, secretaria de Banca y del sector mayoritario, le impidió seguir por haber agotado su turno, recordándole que 'los santones' del sindicato también debían respetar el turno. Este comentario no sentó muy bien a los miembros del sector crítico.

También ayer, a propuesta del sector mayoritario y con la oposición de los otros dos sectores disidentes se decidió ampliar en siete miembros la comisión ejecutiva, hasta 32 personas.

Moreno por fin baja al ruedoAgustín Moreno es el 'eterno'

oponente a las ideas mayoritarias en el seno de CC OO. Desde hace diez años lidera el 'sector crítico' que surgió de la ruptura en la dirección con Antonio Gutiérrez. Defiende un sindicalismo más radical e izquierdista que la mayoría de CC OO y por fin ha decidido medir su fuerza en el sindicato presentándose a la secretaría general.