Alemania

La Fiscalía alemana abre una investigación al jefe del Bundesbank

La Fiscalía del Estado de Francfort abrió ayer una investigación por el escándalo que sacude a Alemania y afecta al presidente del Bundesbank (banco central alemán), Ernst Welteke, acusado de haber aceptado una invitación privada para pasar junto a su familia el fin de año de 2001 en un hotel de lujo berlinés. La factura fue de 7.661 euros.

El directivo ha aceptado los hechos y devuelto el importe de los dos días que a su juicio no correspondían a la parte oficial del viaje. El resto lo abonó el Bundesbank. Welteke lamentó ayer en un comunicado su comportamiento, algo que no había hecho el lunes pasado. El Dresdner Bank, el banco que invitó a Welteke, también es investigado.

El Gobierno alemán pidió ayer una 'decisión rápida' sobre el escándalo, un día antes de la reunión que hoy mantendrá el directorio del Bundesbank, en la que podría decidirse el cambio en la presidencia. 'Es necesario un resultado que contenga claridad sobre el futuro de Welteke y un claro fortalecimiento de la institución', aseguró una fuente oficial.

Ayer se sucedieron los rumores de una posible dimisión o cese, que podrían hacerse realidad hoy. Muchos analistas dudan de que el actual Welteke pueda superar esta crisis en un mundo como el de la banca, donde la credibilidad y la buena reputación son imprescindibles. Caio Koch-Weser es el primer nombre que suena como futuro presidente. Según el diario Finantial Times Deutschland, el actual secretario de Finanzas es el favorito para suceder a Welteke.