Aerolíneas

La SEC frena el inicio de la OPA de Air France sobre KLM

La oferta pública de adquisición (OPA) que hoy debía lanzar Air France para hacer efectiva su fusión con la holandesa KLM se retrasa. La comisión del mercado de valores estadounidense, la SEC, ha requerido "documentos administrativos complementarios" para formalizar la cotización en Wall Street de la futura aerolínea. Ante el nerviosismo que la noticia pudiera causar en los inversores, ambas compañías han emitido un comunicado asegurando que la oferta de canje de títulos se llevará a cabo "antes de que acabe el mes".

La creación del gigante aéreo número uno del mundo en cifra de negocios tendrá que esperar algunos días más. Air France, que hoy mismo debía iniciar la operación de compra de la holandesa KLM, anunciada el pasado mes de septiembre, ha anunciado que la operación se retrasa. La SEC, organismo regulador del mercado de valores de Estados Unidos, ha frenado el inicio de la OPA al solicitar esta mañana "documentos administrativos complementarios", al parecer necesarios para que los nuevos títulos de la nueva Air France puedan cotizar en Wall Street, además de en las bolsas de París y Amsterdam.

En un comunicado conjunto, las dos implicadas en la fusión intentaban tranquilizar a los inversores. "La oferta de canje de títulos KLM en acciones Air France no se producirá el 22 de marzo, pero debería lanzarse antes de fin de mes", indicaron las dos aerolíneas, que añadieron que el cierre de la operación debería producirse "a finales de abril". El periodo de aceptación del canje, 11 acciones de Air France y 10 bonos de suscripción por cada 10 acciones ordinarias de KLM, debía finalizar el 26 de ese mes y valora la compañía holandesa en 784 millones de euros.

Tanto la francesa como la holandesa han acusado hoy el retardo de su fusión en sus respectivas cotizaciones bursátiles. KLM se dejó un 4,78%, mientras que Air France perdió un 4,43% y quedó en 13,58 euros.

Líder europeo del sector

El nuevo grupo estará controlado en un 81% por Air France y en un 19% por KLM, aunque el grupo holandés mantendrá durante tres años el 51% de derecho de voto y dependerá del Gobierno holandés y de varias fundaciones, como medida de protección. El Estado francés, actualmente accionista mayoritario en el capital de Air France, verá reducida su participación del 54 al 44%, como si la aerolínea gala se hubiese privatizado.

Air France, la segunda mayor aerolínea europea, acordó en septiembre de 2003 la adquisición de la holandesa KLM mediante una oferta pública de adquisición de acciones. Con la autorización condicionada de la Unión Europea y de Estados Unidos, el grupo resultante arrebata a British Airways el liderazgo europeo y se coloca en tercera posición a nivel mundial, detrás de United Airlines y American Airlines. Alitalia espera integrarse en una segunda fase en la fusión. Tan sólo 48 horas después del anuncio de la unión entre KLM y Air France, la Comisión Europea manifestó su disposición a aprobar "rápidamente" la alianza entre las compañías aéreas la francesa y la italiana, a través de su eurocomisario de la Competencia Mario Monti.

Entrada de Alitalia

A la alianza formada por Air France y KLM podría unirse también Alitalia, una vez privatizada y con las cuentas en regla, un "matrimonio" que figuraba en los proyectos del ex gerente de la compañía italiana, Francesco Mengozzi. El proyecto para la privatización de la línea italiana, cuyo 52% está en manos del Estado, depende sin embargo de la posibilidad de que la compañía llegue a un acuerdo sobre su plan de reestructuración, que prevé un recorte de 2.700 empleados. La inminente alianza entre Air France y KLM debería acelerar las negociaciones para el saneamiento y la privatización de la sociedad, ambas condiciones puestas por la francesa para extender la unión a Alitalia.