Condena

De la Rosa, condenado a otros tres años por el caso ICSA-Inpacsa

La Audiencia Nacional ha condenado al empresario catalán Javier de la Rosa a tres años de prisión por la operación ICSA-Inpacsa, la segunda pieza separada del caso Torras. Esta condena se suma a la de cinco años y medio que cumple por la primera pieza del caso, denominada Wardbase.

La sentencia, dictada por el tribunal presidido por Siro García, señala que el ex consejero delegado del grupo Torras, Jorge Núñez Lasso de la Vega, deberá cumplir un año y medio de prisión que se sumará a los cuatro años que pena por la operación Wardbase.

Por esta segunda pieza se investigaba el destino final de las plusvalías de 7.782 millones de pesetas (46,7 millones de euros) obtenidas por la venta, en 1988, de la papelera ICSA por parte del grupo Torras (propiedad entonces de la kuwaití KIO) a la irlandesa Smurfit.

El tribunal también ha condenado al que fuera abogado del grupo Torras, Juan José Folchi, a dos años de prisión por apropiación indebida. Este delito es el único que se le ha atribuido a todos los condenados, puesto que De la Rosa, Folchi y Núñez han sido absueltos de los de falsificación y maquinación para alterar el precio de las cosas. El único de los acusados que ha sido absuelto ha sido el ex director financiero del grupo, Torras, Miguel Soler.

Aunque el grupo Torras estaba personado en la causa como acusación particular, la sentencia le considera responsable civil, por lo que, en el caso de insolvencia de los acusados, deberá abonar las indemnizaciones, que el tribunal fija en 7.782 millones de pesetas (46,77 millones de euros), más intereses.