OCM

La Eurocámara aprueba ampliar los topes de las ayudas al olivo, algodón y tabaco

El pleno del Parlamento Europeo (PE) ha emitido un informe favorable para cambiar el reparto de las ayudas propuesto por la Comisión Europea en las reformas del aceite de oliva, algodón y tabaco. El dictamen, que fue aprobado por 271 votos a favor, 216 en contra y 36 abstenciones, se produce sobre las propuestas del comisario europeo de Agricultura y Pesca, Franz Fischler, para modificar las Organizaciones Comunes de Mercado (OCM) del aceite, algodón y tabaco mediterráneos y que negocian los Quince.

El texto objeto del informe ya fue aprobado en la comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, y viene a modificar las reformas iniciales de la Comisión Europea para flexibilizar la distribución de las ayudas en principio previstas.

En el sector del aceite de oliva, uno de los más controvertidos, la distribución de subvenciones será más flexible pero siempre que, al menos, un 60% se convierta en un pago único independiente de la producción. Mientras, el 40% restante de las ayudas queda ligado a la producción en forma de una ayuda por hectárea, que cada Estado miembro repartirá de acuerdo con unos criterios medioambientales, socioeconómicos y de calidad.

Algodón y tabaco

En cuanto a las ayudas al tabaco, el Parlamento pidió que una parte de las subvenciones, en concreto un 30%, se concedan condicionadas a la producción, pues Fischler quería desligar totalmente las ayudas de la cosecha. España siempre manifestó que una iniciativa de estas características supondría en la práctica la desaparición de ese cultivo. Dice la Eurocámara en su informe que, de la parte vinculada a la producción (70% restante), cada Estado podría reservarse hasta un 10% para tomar medidas específicas de reconversión y reestructuración del sector, algo que beneficiaría a los productores españoles.

Para el algodón, los eurodiputados aprobaron que la reforma de la OCM de este producto limite desvincular las ayudas con respecto a la producción al 20%, una cifra inferior al 60% propuesto por Fischler. Así, defienden que el 80% de las ayudas estén unidas a la producción y que todos los fondos se destinen íntegramente a apoyar el cultivo de algodón, por lo que se rechaza la transferencia de ayudas para medidas de reconversión del sector.

El voto emitido hoy por el Parlamento Europeo no es vinculante, pero tendrá cierto valor político en la negociación de las reformas de la OCM, que los Quince quieren cerrar el 22 de marzo en Bruselas. La propuesta en su conjunto implica que los fondos agrícolas que la Unión Europea destina cada año a estos sectores se reducirían de 4.223 millones de euros a 4.110 millones anuales, a partir del año 2006.