Pensiones

Bruselas advierte a España del problema a largo plazo de financiar las pensiones

El programa de Estabilidad de España para el periodo 2003-2007 superó ayer el examen del consejo de Ministros de la UE con los mayores parabienes recibidos en los cinco años de unión monetaria. La Unión considera realistas y alcanzables todas las previsiones del Gobierno en cuanto a crecimiento (3% en 2004), inflación (2,7%) y equilibrio presupuestario (superávit a partir de 2005). Incluso en el tradicional problema del envejecimiento demográfico, la UE reconoce por primera vez que España 'se encuentra relativamente bien situada' para hacer frente a su impacto en la financiación del sistema público de pensiones. La evaluación del Programa español sólo pide al Gobierno que tome medidas preventivas, en línea con las recomendaciones del Pacto de Toledo, para prevenir 'el gran aumento del gasto en pensiones que señalan las proyecciones a muy largo plazo'. Rodrigo Rato destacó la positiva lectura de la Comisión. Y quizá como señal de agradecimiento rindió tributo al comisario de Economía, Pedro Solbes, como artífice del Pacto de Toledo cuando fue titular de Economía en el Gobierno de Felipe González. Rato cree que el elemento fundamental para que la Unión haya rebajado su alerta sobre el problema de las pensiones ha sido la reducción de la deuda pública, que en 2007 se espera situar por debajo del 44% del PIB.