Estrategias

Telefónica confirma su interés por el negocio de BellSouth en Latinoamérica

Teléfónica ha confirmado que está negociando, junto a su filial Telefónica Móviles, la adqusición de el negocio que la operadora estadounidense BellSouth tiene en Latinoamérica. El grupo presidido por César Alierta valora la operación entre 5.500 y 6.000 millones de dólares, según la comunicación remitida por ambas compañías a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

La nota señala que, a día de hoy, el estado de las conversaciones no permite facilitar ninguna información sobre el cierre definitivo de la operación. Añade que todavía no se puede determinar el rango de precio dado que están pendientes de determinación y estudio "cuestiones como las implicaciones regulatorias, contables y de due diligence, que resultarán determinantes para el buen fin de la eventual operación y, en consecuencia, para el cierre de adquisición".

Mientras tanto, sus acciones han vuelto a cotizar en la Bolsa de Madrid, después de que la CNMV suspendiera su negociación tras aparecer la noticia en EL PAIS y otros medios impresos. Nada más arrancar, los títulos de Telefónica se dejaban un 1,5%, mientras que los de Móviles cedían un 0,88%. A medida que la sesión ha ido avanzando las pérdidas se suavizaban. Al final de la mañana la matriz se daba la vuelta y subía en torno a un 0,5%, mientras que la filial se dejaba medio punto porcentual.

TELEFÓNICA 4,64 -1,78%

Parece que el mercado no acaba de ver con buenos ojos una operación que permitiría al grupo Telefónica convertirse en líder de la zona en telefonía móvil. Según algunos expertos, los inversores podrían estar esperando en sus posiciones a conocer más datos de la posible adquisición para pronunciarse. Desde Renta 4, los analistas hacen hincapié en que el precio, a priori, está por encima de los múltiplos manejados por el mercado, aunque hay que reconocer que estratégicamente significa un paso importante para la compañía (podría sumar hasta 10,5 millones de clientes más). Aún así, y a pesar de que la acción se ha recuperado bien desde la apertura de la subasta, piensan que este hecho podría pesar en el valor en el corto plazo.

Al hacerse con el negocio de BellSouth en los 11 países latinoamericanos en los que tiene presencia, la compañía española incrementaría su cartera de clientes considerablemente: desde los 30 millones actuales hasta unos 50 millones, en la que podría convertirse en la mayor adquisición de su historia y la más importante de la etapa Alierta.

Necesidad de efectivo

BellSouth necesita dinero rápido para hacer frente a la operación de compra de AT&T Wireless por Cingular, compañía en la que la estadounidense participa junto a Southwestern Bell. A BellSouth le corresponde financiar algo más del 40% de la adquisición, pactada en 41.000 millones de dólares, así que necesita unos 15.000 millones de dólares para pagar la parte que le toca.

Pero Telefónica no es única candidata en esta negociación. Fuentes cercanas a BellSouth aseguran que hay otras dos compañías interesadas en la puja: América Móvil, la actual número uno en la zona, y Telecom Italia. Las mismas fuentes aseguran que, pese a la competencia, es la española la que lleva ventaja dado lo avanzado de las conversaciones, que se han realizado en absoluto secreto durante los últimos meses.